Seguidores

miércoles, 13 de febrero de 2013

Convocatoria: Este jueves un relato "In fraganti"



Hacía dos noches que algo pasaba en mi casa.  Cada vez que me iba a recostar para dejarme caer en los brazos de Morfeo, un ruido extraño llegaba hasta mi habitación. Entre dormida me calzaba las pantuflas como podía y recorría la casa pero no encontraba nada fuera de lugar.
La otra noche ya cansada de tanto misterio y después de haber recibido todo tipo de sugerencias tales como que era un espíritu perdido, o un fantasma de la antigüedad, me decidí a estar lista para solucionar el tema.
Cumplí con  mi rutina de todas las noches pero no fui a mi habitación, sino que me recosté en el sofá del living que lindaba con la cocina. A los poco minutos el ruido comenzó a hacerse sentir. Ya sin calzarme las pantuflas y caminando lentamente empecé a guiarme por el sonido, venía de la cocina. Entré a tientas en la oscuridad y vislumbré algo reflejado en la pared. Una sombra que no me gustó nada.
Prendí la luz de un sopetón y la vi. Dos ojos negros me miraban desafiantes, la había agarrado in fraganti y no había tenido tiempo de nada. Así que se quedó ahí parada sosteniendo un pedazo de rosca que se había robado del tacho de la basura. Mis sentidos no supieron si gritar, desmayarme o reírme. Por suerte me quedé quieta observando como esa enorme rata se daba la vuelta y corría hacia el agujero del extractor más asustada que yo, y por suerte, para no volver nunca más.
Sindel Avefénix 

Más relatos in fraganti en lo de : GUSTAVO - JULIANO



57 comentarios:

  1. Sí, como siempre tu estilo tan personal, se nota que es tuyo. Buena forma también de plegarte a tiempo. El que la rata se haya asustado le agrega efecto sorpresa al relato, teniendo en cuesta de que no le gustan a nadie. Por lo menos, no es un animal popular.
    Felicitaciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, me imagino que no debe ser muy lindo encontrar una rata a la noche, aunque a mí personalmente no me dan tanto asco como las cucarachas.
      Un beso.

      Eliminar
  2. Al leer ojillos imaginé "ratones a la vista"... pero era una rata grande, y el caso es que no son tan terribles si no fuera por ese horrible rabo pelado y bien adiestrada, robando de la basura, pobrecita, una pena que sean tan prolíficas. Bsss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiii pero hay gente que tiene cosas parecidas de mascota, yo misma tuve hamster., eso sí de cola corta!!!
      Un beso.

      Eliminar
  3. ja ja ja !! yo no me la quisiera encontrar a si que no me la envíes, que asco !!
    Muy bueno !!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja no sé para donde salió corriendo, tené cuidado!!!
      Un besote.

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Jajajajaja y bueno estas cosas pasan!!!! :)

      Eliminar
  5. Uffffff! Me dan una grima las ratas.... no lo puedo sopotar.


    Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A casi toda la gente le pasa lo mismo!!!
      Un beso.

      Eliminar
  6. Excelente giro. Ya iba rumiando yo en otra cosa como eso de los espíritus que mencionas, o de un asaltacocinas nocturno poniéndose las botas.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bueno que pude sorprenderte!!! Gracias por tu comentario
      Un beso

      Eliminar
  7. Juas!, yo me encuentro con semejante bicho de sopetón y al dia siguiente me encuentran en la cocina tirada del susto, jajaja, miles de besosssssssssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja creo que a mi me pasaría lo mismo.
      Un beso.

      Eliminar
  8. yo quiero fantasmas, sindel, quiero fantasmas y no ratas rastreas por que si una me hce eso a mí, me muuueroo...quiero fantasmas, incluso con cadenas, incluso comiendo de mi frigo si es menester, y eso si es que los fantasmas comen, que no lo sé. sí sé que las ratas comen, pero también sé que ya me ha dado un soponcioooo¡¡
    medio beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja Gus en serio preferías fantasmas??? Yo noooo, al menos las ratas son algo que puedo controlar en cambio lo otro es más terrible!!!
      Un beso.

      Eliminar
  9. Badjjj! Me dio cosita! Creo que yo hubiera empezado una sinfonía de gritos y palabrotas que hasta a los bomberos le darían la alarma!
    A esta altura, andarían buscando mi rastro! Así de miedosa soy, y si en vez de rata hubiera sido una cucaracha, jaaaa, andá a buscarme a la Antártida! Fóbica a más no poder! Sí, un fantasma hubiera estado perfecto!
    Muy bueno Sindel, creaste un ámbito de expectativa y suspenso hasta el final.
    Besos! Lindo jueves!
    Gaby*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gaby, yo también odio a las cucarachas, me dan más impresión que las ratas y me producen más asco.
      Gracias por tus lindas palabras.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  10. Hubiera preferido los fantasmas, las ratas me asustan, me horrorizan.

    Un relato con su puntito de intriga.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja en serio? Yo me quedo con las ratas, al menos las puedo espantar de alguna forma terrenal.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  11. No se yo que sera mas desagradable si encontrarse al marido con otra, o pescar infragonti a la ratita presumida reinando en la cocina jajjaja
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja creo que las dos cosas deben ser bastante feas de digerir.
      Un besote.

      Eliminar
  12. Hay que compartir, que la rata tenia hambre, y eso lo dice alguien a quien le dan un asco terrible. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si pero que lo haga mientras yo no la vea o la escuche, después de todo lo que a mi me sobra a ella le viene bien.
      Un beso Alicia.

      Eliminar
  13. Agggg!!! esos ojillos no me gustan ni un poquito, imagino esa escena tan bien narrada y sí que me pongo a gritar jajaja.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja veo que a todos les ha producido asco esta situación y me encanta haber generado algo en ustedes.
      Un beso.

      Eliminar
  14. ajjjj! què asco! y qué susto!

    nonononon, que no vuelva!

    sentì todas esas sensaciones...brrr!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y si vuelve que lo haga cuando uno no esté presente!!! Besos.

      Eliminar
  15. jajajaja... por un momento imaginé una perra o una gata... pero ¿una rata!? demasiado festín se estaba dando...jajajaja... buenísima la anécdota :D un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Gastón!!! Me gusta haberte despistado un poco con mi relato.
      Un beso.

      Eliminar
  16. Muy buena Historia y muy buen giro...Me ha encantado.
    Abrazos y besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bueno que te haya gustado Pedro!!!
      Gracias por pasar, un beso.

      Eliminar
  17. Vaya susto, si la veo yo, salgo corriendo, ¡Qué asco! Un gran final
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que salen corriendo las dos jajaja
      Un beso.

      Eliminar
  18. Pobre rata, menudo susto... si total, robar de la basura no es robar en realidad ¿o sí?
    Bueno quizá sí, si la rata hubiera tenido dos patas y no hubiera estado robando para comer...

    Hay tanta rata por esos mundos.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuánta razón tenés hay otro tipo de ratas peor , que no roban por instinto sino por maldad.
      Un beso!!!

      Eliminar
  19. ajjjj una rata!...casi te diría que hubiese preferido comprobar que era un espíritu! ajajajaja
    besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja a muchos les ha pasado lo mismo, yo la verdad prefiero lo terrenal.
      Un beso.

      Eliminar
  20. Menos mal que la rata, pillada in fraganti, se asustó más que la protagonista; si no, ahí se asentaba ...
    Buen relato. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si creo que no se esperaba verle la cara a la dueña de casa, estaba muy tranquila.
      Un beso.

      Eliminar
  21. Ayyyyy!!!! ya me hubiera puesto a gritar yo, le tengo un terrorr.

    jaja Sindel que audaz!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja a mi me dan más pánico las cucarachas, me paralizan literalmente.
      Un beso.

      Eliminar
  22. Yo me mueroooo!! si es un ratón y me subo a una silla, ¿una rata?, lo dicho me quedo muerta...
    Muy bueno

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Veo que todos le tienen mucho miedo a las ratas!!! A mi me provocan asco pero tendría que ver que me pasa si me enfrento a una de verdad.
      Un beso.

      Eliminar
  23. Buen texto. Me has hecho vivirlo, y además con sonrisa.
    No imaginaba que sería una hambrienta ratita; yo lo he encontrado hasta tierna la estampa.

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En parte tenés razón debe ser gracioso prender la luz y ver semejante cuadro, pero mucha gente se ha impresionado con la ratita.
      Un beso y gracias por leerme.

      Eliminar
  24. uffff, no puedo con las ratas, menos mal que lograstes asustarla tanto que no volvió pero vaya que si la pillastes in fraganti.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que las dos pasaron un mal momento, ninguna esperaba ver a la otra tan de golpe.
      Un beso.

      Eliminar
  25. más que infraganti, amiga diría vaya que susto yo me muero y salgo corriendo eeee

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja uno nunca sabe como va a reaccionar hasta que le suceden las cosas.
      Un beso.

      Eliminar
  26. Jajaja Qué bueno, no esperaba encontrar una rata. Y no regresó a por otro pedazo de torta? Algo brujilla debes ser...

    un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja bueno se ve que quedo más asustada de lo que pensamos. Un beso.

      Eliminar
  27. Pobre rata, a partir del momento en que fué pillada in fraganti, se le acabó una fuente segura de alimentación. ¿No te dió penita?. Supongo que el agujero por donde incursionaba lo taparías con hormigón o algo similar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno a veces hay que ser terminante, en realidad me da pena tambien, pero es demasiado asquerosa para dejarla venir de visita no?
      Un beso.

      Eliminar
  28. Yo también prefiero a los fantasmas que a las ratas, pero si la pillo yo la habría acribillado a escobazos, no me gustan nada las ratas, los hamsters son otra cosa.
    Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tere me da mucha impresión imaginarte dándole escobazos a la rata, sos muy valiente, yo ni siquiera lo hubiese intentado jajaja
      Un beso.

      Eliminar
  29. Parece que la rata se pegaba un buen festín todas las noches. En mi casa alguna vez se ha colado alguna por el patio y menudo asquete, una vez hubo una que rolló los cables de la nevera y no veas "la gracia" de la bromita... Un beso. Ah, por cierto, perdón por no haberte visitado últimamente pero ya te digo que no podía entrar, me alegro de haberlo podido hacer esta vez.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tu visita y por dejarme tu opinión.