Seguidores

miércoles, 1 de abril de 2020

Convocatoria: Este jueves un relato "Desde mi ventana, la vida sigue"




Hace un tiempo no tan lejano lo único que quería era llegar a casa, cerrar las cortinas y sacarme la ropa de trabajo para descansar de la rutina. Quedarme entre las paredes de mi hogar y no tener que volver a salir.
Pero la vida nos cambia en un segundo y todo lo que creíamos que era, deja de ser.
El aislamiento social obligatorio, como lo llaman por acá,  fue simple de cumplir los primeros días. Levantarse más tarde, desayunar sin apuro  en casa, trabajar sin tener que estar peinada o maquillada, poder descansar entre respuesta y respuesta. Era un paraíso. Toda una novedad.
Pero pasaron los días y  la novedad se comenzó a hacer monotonía, pintando una jaula en la que se encerraron nuestras más simples libertades y llenando de confusión un después incierto lleno de ausencias y pesar. 
Ahora después de 13 días mis deseos y mis elecciones cambiaron. Por eso lo primero que hago cuando me despierto es abrir las cortinas, pararme frente a la ventana abierta, respirar y tomarme un tiempo para mirar más allá, las cosas que siempre estuvieron y que no supe ver.
Como el lugar donde vivo es un lugar alto lo primero que diviso es el cielo, las nubes que lo bordan y unas cuantas bandadas de pájaros que nunca había visto en tal cantidad rompiendo el celeste y blanco del paisaje con perfecta sincronía de vuelo.  
A lo lejos veo el campanario de la Iglesia lleno de palomas. Un poco más cerca, si miro hacia abajo, está la puerta de la escuela vacía, la librería cerrada, siempre el mismo perro suelto  que corta el silencio con sus ladridos. La calle, que parece una línea gruesa pintada y que está rodeada de arboles ya  desnudando sus hojas amarillas y secas sobre la vereda.
Es toda una impecable escenografía otoñal, entre gigantes de cemento, la me regala la naturaleza afuera. Un panorama que contrasta con los cientos de rostros preocupados que miran con añoranza lo mismo que yo, desde adentro; emergiendo en cada ventana del barrio, en cada balcón lindero, en cada pedacito desde donde se pueda mirar algo que sea más esperanzador  que los relojes y  la incertidumbre.

Sindel Avefénix



 Para más miradas desde la ventana pasar por: MOLI DEL CANYER

Todos los textos que están expuestos en este blog son propiedad intelectual de mi persona y están registrados bajo el nombre Sindel Avefénix. Salvo menciones expresas de otros autores.

martes, 24 de marzo de 2020

Convocatoria: Este jueves un relato "La habitación del cuadro"


Este jueves me uno a la convocatoria de MAG eligiendo este hermoso cuadro "Amelia" de Amanda Clark en el cual predomina el color negro, que es el que usaré de referencia en mi relato. 
Amelia - Amanda Clark (c)




Cae la tarde de un día más de tantos.
Estamos latiendo en un tiempo de instantes dilatados, de interminables preguntas que van mutando en cada caso y en cada circunstancia su respuesta.
Es tarde, demasiado tarde para ahogar en hipocresía nuestra esencia.  Nos encontramos desnudos dejando aflorar  lo mejor o lo peor de nosotros, parados de frente a una naturaleza que ignoramos por años y que nos pide a gritos un poco de respeto.
Miro alrededor de la habitación que me asignaron.  Las paredes blancas, el imponente ventanal que invita a disfrutar de un aire que no puedo salir a respirar.  
El calor traspasa el cristal y lo dejo acariciarme buscando un poco de consuelo.  Cierro los ojos dejándome llevar por esa sensación cálida del crepúsculo y cuando vuelvo a abrirlos en la pared de enfrente descubro el cuadro.
Es la noche,  en trance, soltando al mundo y sin premura su azabache cabellera. La brisa del universo  la va meciendo al ritmo de ese ensueño que la posee y desde el cuál aparecen entre la negra espesura titilantes estrellas, rayos de luz de luna  enredados, pariéndose  en la oscuridad.  Un racimo de esperanzas plateadas, destellos en la tiniebla. Un conejo salido de la nada salta entre las hojas y va directo al  corazón de la figura, tal vez para despertarla, tal vez para inyectarle un soplo de magia, un atisbo de vida.
Se apagan las luces, ya no veo el cuadro ni las paredes blancas, ni el ventanal.
Algunos musitan una sombría sucesión de ruegos tardíos que no podrán salvarnos de lo que provocamos nosotros mismos.
Otros, solamente, esperamos un milagro, una señal, una sentencia.

Sindel Avefénix


No se pierdan más relatos en lo de: MAG - LA TRASTIENDA DEL PECADO




Todos los textos que están expuestos en este blog son propiedad intelectual de mi persona y están registrados bajo el nombre Sindel Avefénix. Salvo menciones expresas de otros autores.

domingo, 15 de diciembre de 2019

AGRADECIMIENTO Y FELICES FIESTAS!!!

Hace mucho que no ando por acá, pero siempre siguen estando todos en mi recuerdo y en mi corazón. Se acercan tiempos de fiestas, de buenos deseos que quiero dejarles a todos como siempre. Y este año mis deseos van a ir enlazados con el agradecimiento a mi compañera de letras NEOGEMINIS - MÓNICA por el hermoso regalo que nos hace una vez más, con su don de crear y de juntarnos a todos más allá de cualquier distancia.
Yo les comparto las tarjetas y el regalito personal que me hizo, si quieren ver todo les recomiendo entrar al link que dejé arriba.
GRACIAS MÓNICA Y FELICES FIESTAS PARA TODOS!!! 











Todos los textos que están expuestos en este blog son propiedad intelectual de mi persona y están registrados bajo el nombre Sindel Avefénix. Salvo menciones expresas de otros autores.

miércoles, 7 de agosto de 2019

Este jueves un relato "Así empezó todo"


Después de mucho tiempo de estar ausente, este jueves vuelvo para acompañar a Teresa en esta convocatoria. 
Un poco falta de musas, pero con muchas ganas de participar, acá dejo lo que ha salido.





Todo empezó con ese regalo de cumpleaños tan particular y  tan deseado por una niña, mezcla de chiquilla y pre adolescente. 
La intuición  le decía que era algo lindo. Entonces abrió el paquete y lo primero que percibió fue el aroma a cuero impregnando sus sentidos. Pensó que era un libro, pero al sacarlo definitivamente de su embalaje comprendió que se trataba de un diario íntimo. Era perfecto, tenía unas llamativas tapas rojo intenso con dibujos labrados en negro que sobresalían victoriosos de su plana textura y le daban volumen a la portada. 
Sus dedos, ansiosos, trataron de abrirlo para contemplar la blancura de sus páginas, pero un candado, dorado y tan vulnerable como su inocencia, sellaba la apertura. 
Rebuscó en el embalaje y encontró, por fin, dos llaves iguales atadas con un cordón. Separó una y la colocó en el candado. El diario, ya entregado a quien sería siempre su dueña, se abrió de par en par para ser conquistado por  la magia de un mundo de tinta y letras.
A partir de ese momento las palabras comenzaron a jugar y fueron completando los espacios en blanco de cada página. Primero fueron frases sueltas, descripciones cotidianas de sus días. Después comenzaron a tomar forma de poemas, a veces cuentos, otras confesiones. Siempre escritas como un ritual, en las penumbras nocturnas, bajo la luz de una luna que hacía de musa y cómplice, tanto de ella como de su pluma. 
Nunca le contó a nadie que durante muchos anocheceres había creado un universo de pensamientos, un libro escrito de rimas y prosas poéticas. Tanto lo ocultó, por miedo a que se rieran, que hasta ella misma se olvidó de haberlo hecho.  
Muchos años después de aquellos días, visitando a sus padres y ya dedicada a su profesión que nada tenía que ver con las letras,  la rueda de la vida la llevó a encontrar el diario en un cajón olvidado de su vieja casa natal. Estaba cerrado, tal como lo había dejado, pero esta vez el candado cansado y oxidado se abrió sin dificultad ni necesidad de llave a su antigua dueña.  Ante sus ojos de adulta se desplegaron, sueltas y amarillas, una inmensidad de páginas escritas.  Todas eran el reflejo de lo que había sido y soñado. Otro futuro tan distinto  fluyendo en esencia y sentir. 
Se miró en el espejo de la cómoda  que estaba justo frente a ella. Era tan distinta y lejana de lo que estaba leyendo que entendió que toda su vida había vivido equivocada por cumplir sueños ajenos.
Definitivamente en esas páginas estaba lo que siempre había sido y querido ser. Era hora de cumplir los propios sueños.
 Sindel Avefenix

Para leer más comienzos ir a lo de  Teresa - Puntos Suspensivos

Gracias, Tere




Todos los textos que están expuestos en este blog son propiedad intelectual de mi persona y están registrados bajo el nombre Sindel Avefénix. Salvo menciones expresas de otros autores.

domingo, 6 de enero de 2019

El después del después

Lo que viene después del después es el vértigo, la oscilación intermitente  entre la certidumbre de lo correcto y la incertidumbre del error. Es el puente colgante entre el mutismo autoinfligido de la boca y la verborragia implacable de la mirada que es reflejo exacto de la introspección. 
Lo que viene después del después es el vacío, el cuenco deshabitado entre un labio y otro, la nueva vacante entre un lado de la cama y la pared: y el desierto, el desierto que acumula la arena transitada entre el recuerdo y el olvido.
Lo que viene después del después es la sensación de querer llenarlo todo, inminente necesidad de atiborrar los huecos con cualquier artificio, con besos ajenos, con cuerpos fríos, con cualquier nuevo dato que suplante y decolore hasta hacer invisible todo lo anterior.
Es un sube y baja emocional constante entre las alas que dan la libertad, los estigmas que dejan el abandono y la lasitud recostada en la soledad de la paz. Es la memoria pintando de luto las viejos muros conocidos y pisando ingrávida el blanco suelo de los espacios a descubrir.
Lo que viene después del después es impredecible, es la pugna inconsciente entre abrir la mano para tomar otro destino o cerrar el puño para mantener intactas las huellas impregnadas de un tiempo que ya se fue.
Lo que viene después del después es la antesala de lo que vendrá.

Sindel Avefénix




Todos los textos que están expuestos en este blog son propiedad intelectual de mi persona y están registrados bajo el nombre Sindel Avefénix. Salvo menciones expresas de otros autores.

sábado, 8 de diciembre de 2018

Tarjeta navideña 2019

Una vez más quiero agradecer el trabajo y la dedicación de nuestra querida compañera Mónica - Neogeminis al hacernos estas bellas y emotivas tarjetas navideñas, en las cuales logra unirnos a todos los que alguna vez compartimos letras, más allá de cualquier distancia.
Mil gracias, por todo el amor que pones en lo que haces!!!







Y esta que es muy especial!!!


miércoles, 2 de mayo de 2018

Convocatoria: Este jueves un relato "Fotos inspiradoras"

Este jueves vuelvo, después de mucho tiempo, a participar de esta hermosa convocatoria de amigos y letras.  Mónica nos propone inspirarnos en alguna de las fotografías que expuso para escribir algo. 
A mí me inspiró la que les dejo a continuación:






De repente todo fue oscuridad. 
No podía entender, ni recordar por qué me encontraba vagando en la búsqueda de una luz que me rescatara de la confusión.
Caminé durante un tiempo que no tuvo medida ni espacio, pero que se hizo eterno. Y cuando ya mis pies cansados se estaban dando por vencidos, distinguí a lo lejos un pequeño fulgor. 
Con las últimas fuerzas que me quedaban corrí hacia él y cuando por fin  lo alcancé, pude ver que provenía de las velas encendidas que sostenía en sus manos un grupo de gente que marchaba hacia algún lugar.
Sin dudarlo y con curiosidad me uní a esa peregrinación silenciosa que emanaba una mezcla de dolor y resignación. Nadie parecía darse cuenta de mi intromisión, cada uno iba con los pensamientos en lo suyo. 
Así, despacio, seguimos hasta llegar a una plazoleta en la que había una especie de improvisado altar sobre el cual reposaban un montón de flores frescas y varias fotografías, entre otras cosas como rosarios, zapatos y cruces.
Todos los integrantes del grupo se pararon al borde del altar y solamente rompieron el silencio para rezar al mismo tiempo que iban, de a uno, depositando las velas perfectamente ordenadas sobre el piso.
Yo,  que no comprendía nada, decidí pasar sobre ellos y acercarme lo suficiente al altar para observarlo bien.
En aquel momento un soplo de aire helado me rozó la espalda. 
Entre ese montón de flores ofrendadas, recuerdos y fotografías; estaba mi retrato y también el de todos los compañeros con los que habíamos subido al autobús para emprender nuestro viaje de egresados.
De repente mi mente confundida se aclaró y encontró ese eslabón perdido sobre la triste verdad de mi destino. 
Entonces ya no hubo más oscuridad, un resplandor blanco guío mis pasos hacia el otro lado del altar, allí donde estaban extendiéndome la mano, para emprender otro viaje, mis compañeros, a los que como a mí, un conductor, pasado de copas, nos había arrancado la adolescencia y la vida.

Sindel Avefénix


Más relatos de fotos inspiradoras en lo de:Mónica - Neogeminis




Todos los textos que están expuestos en este blog son propiedad intelectual de mi persona y están registrados bajo el nombre Sindel Avefénix. Salvo menciones expresas de otros autores.

sábado, 30 de diciembre de 2017

FELIZ AÑO NUEVO!!!

Paso para desearles a todos un excelente fin de año y un hermoso comienzo de 2018.

Gracias por estar ahí siempre.



sábado, 23 de diciembre de 2017

Muy Feliz Navidad!!!

Porque estar ausente no significa que los haya olvidado, ni la distancia significa que no los lleve en mi corazón, hoy paso a dejarles a todos mis queridos compañeros los mejores deseos para estas fiestas que se avecinan.



Todos los textos que están expuestos en este blog son propiedad intelectual de mi persona y están registrados bajo el nombre Sindel Avefénix. Salvo menciones expresas de otros autores.

Un regalo precioso

Como todos los años nuestra genial compañera Mónica - Neogeminis se ha tomado el trabajo de juntarnos en estas hermosas postales. Esta vez con fotos de nuestra infancia, lo que me emociona mucho, porque ha sabido rescatar ese niño que fuimos en estas fechas tan especiales y de sensibilidad.
Acá les dejo algunas de las que hizo, un trabajo estupendo que merece ser visto por todos.
Si quieren ver más, o las fotos individuales de cada uno solamente sigan el link de su blog que dejé más arriba.







Gracias Moni!!!


Todos los textos que están expuestos en este blog son propiedad intelectual de mi persona y están registrados bajo el nombre Sindel Avefénix. Salvo menciones expresas de otros autores.

lunes, 20 de noviembre de 2017

Artesanías by Sindel

Un poco más de mi incursión en técnicas de pintura.
A los que les agrade verlo lo pueden mirar en el siguiente link:

Variedades en lo de Sindel - Zentangle y puntillismo.

sábado, 12 de agosto de 2017

Artesanías by Sindel

Hola  a todos:
Les quiero contar que hace un tiempo me estoy dedicando a hacer otras cosas aparte de a escribir. Será que uno va cambiando sus locuras o necesidades y las va volcando en otras experiencias.
Hoy les comparto algunas de las cosas que estuve haciendo en todo este tiempo en el que estuve un poco ausente de este blog.
Para eso decidí compartilo en mi otro blog, allí en el link de abajo, los espero para saber sus opiniones.
Variedades en lo de Sindel


miércoles, 26 de julio de 2017

Convocatoria: Este jueves un relato "Olvidar"



Olvidar, olvidarte, olvidarme.
Porque es urgente y necesario,
ante el acecho del inminente naufragio,
si es que pretendemos sobrevivir.

Libaremos del manantial del silencio,
la hiel que engendra la despedida,
desplegando sus garras escondidas,
bajo el manto de un tácito adiós.

Vacías horas se anuncian,
hasta que sea solo cenizas la historia,
y en cada rincón de la memoria,
las grietas dejen de sangrar.

Ignoraremos la daga del recuerdo,
sublimando el dolor que atenaza,
invalidando las remembranzas,
con la máscara del hoy.

De vez en cuando pensaremos,
que por fin  hemos logrado,
acariciar la paz que habíamos buscado,
pero la guerra interior volverá.

Amnesia que es voluntaria,
inducción a la indiferencia,
omisiones, placebos, anestesias,
artificios que inventará el corazón.

Renaceremos, es cierto, alguna vez,
fingiremos que el pasado ha desaparecido,
y diremos a todos que existe el olvido,
aunque sepamos muy bien, que no es verdad.

Sindel Avefénix


Más sobre olvidar en lo de: María José - Lugar de encuentro




Todos los textos que están expuestos en este blog son propiedad intelectual de mi persona y están registrados bajo el nombre Sindel Avefénix. Salvo menciones expresas de otros autores.

jueves, 29 de junio de 2017

Convocatoria: Este jueves un relato "Escoge una y cuenta"


Los dos estuvieron de acuerdo en tomar ese atajo clandestino, aún a sabiendas de que iba a ser un camino huérfano de destino. Se tomaron de la mano y avanzaron entusiasmados por los escarpados terrenos que se iban presentando.
Miles de veces pensaron en abandonarlo, miles de veces sus  manos casi se sueltan, pero lo que nunca se soltó fueron sus miradas y eso era suficiente para volver a caminar. El amor era cada vez más intenso, tanto como la necesidad de vivirlo a cualquier precio. 
Pero el tiempo fue desvelando ante ellos el borde en el cual moría el suelo. Ese que tanto habían evitado.
Entonces la semilla de la duda adormecida por la comodidad del terreno conocido, germinó ante lo incierto. Y otra vez las manos comenzaron a soltarse, primero un dedo, después otro, hasta llegar a soltarse por completo, pero aún así llegaron. Acomodaron sus pies sobre el borde, que para uno era un abismo y para el otro un sueño. Ahora solo se trataba de dejarse caer, de jugarse la vida para salvarse de la muerte. Solo se trataba de tomar la decisión correcta y saltar para dejar todo atrás. Y fue ahí, sobre el mismo borde donde decidieron hacerlo. 
Ella saltó primero y mientras caía invitó con  una sonrisa de plenitud a su compañero a hacerlo. 
Pero él no lo hizo. Aferró sus pies al borde, y como pudo, giró sobre sus talones y preso de temores comenzó a retroceder en el sendero. Caminó unos pasos y antes de irse definitivamente volteó para observar lo que había abandonado en nombre de su cobardía. Entonces la vio, elevándose del abismo, la vio llegar hasta el borde y seguir subiendo hasta que sus miradas se reencontraron. Se miraron a los ojos por última vez. Después cada uno volvió su vista hacia las direcciones opuestas que habían elegido. Y ella comprendió allí que él en realidad nunca la hubiese acompañado.  Hay amores que nacen y mueren en la mentira.
Sin mirar hacia atrás, agitó levemente ese hermoso par de alas que la vida le había concedido e inicio el vuelo hacia ese lugar en el que sus sueños renacerían. 
Sindel Avefénix


Más relatos en lo de: CHARO - ¿QUIERES QUÉ TE CUENTE?

Todos los textos que están expuestos en este blog son propiedad intelectual de mi persona y están registrados bajo el nombre Sindel Avefénix. Salvo menciones expresas de otros autores.

miércoles, 21 de junio de 2017

Convocatoria: Este jueves un relato "Caer en la tentación"




La hija del comisario estaba sentada en el primer banco de la iglesia, no había sido muy practicante hasta que llegó el nuevo padre, Pedro, a la capilla del pueblo. Desde ese momento iba a misa siempre. Y mientras lo escuchaba al cura leer los pasajes de la biblia su fuego interior aumentaba. La consumía el deseo por ese hombre prohibido por el cual se dejaría caer en la tentación.  Pero sabía muy bien que eso nunca iba a suceder. Mientras se perdía en sus propias fantasías, el muchacho que estaba sentado a su lado intentaba resistir la tentación de mirarle los pechos prominentes y blancos que se veían a trasluz de su blusa blanca. 
La capilla estaba llena de situaciones parecidas, sexo, envidia, gula y vicios. Todos en el pueblo escondían sus tentaciones y muchos de ellos rezaban para poder vencerlas. Sobre todo el mismo padre Pedro, que desde que había llegado se había sentido completamente atraído por Julia.  Se había dado cuenta de que muchas mujeres lo admiraban por demás, pero la única que se había lanzado a confesar su deseo abiertamente, era justamente la que significaba para él una peligrosa tentación; a la que hacía dos domingos al finalizar la misa y con la excusa de que lo ayudara en la limpieza de la capilla, se había entregado. Al fin de cuentas era humano y Dios sabría perdonarlo. 
Pero ese domingo y después de no haber resistido la tentación de tomarse dos botellas de vino, había alguien que no estaba ahí justamente para rezar. Alguien que esperó pacientemente, escondido en el confesionario a que terminara la misa y cerrara la capilla. Y que vio desde la oscuridad de su escondite que cuando todo eso sucedió; el padre Pedro y Julia desplegaban su deseo en medio de santos y vírgenes, tal como lo había sospechado.
Entonces, Luis, que se había casado hacía años con Julia en ese mismo altar en el que ahora estaba ella con su amante, salió de la oscuridad. Sin darles tiempo a nada los apuntó con el rifle mientras se iba tambaleando al compás del padre nuestro que rezaba. Los miró fijamente  a los ojos desorbitados por el pánico,  y al mismo tiempo que apretaba el gatillo, una y otra vez, caía de rodillas y, completamente desquiciado, finalizaba con énfasis su oración: - Y no nos dejes caer en la tentación, amén.
Sindel Avefénix

Para leer más tentaciones vayan a lo de LEONOR - PLAYA DEL CASTILLO

Gracias, Leonor!





Todos los textos que están expuestos en este blog son propiedad intelectual de mi persona y están registrados bajo el nombre Sindel Avefénix. Salvo menciones expresas de otros autores.