Seguidores

miércoles, 10 de abril de 2013

Convocatoria: Este jueves un relato "Mensaje en una botella"




El mensaje
A los dos años de estar  viviendo en Miramar, Calia tuvo la alegría de quedar embarazada.  Hacía mucho tiempo que buscaban un hijo con su marido.
Al tercer mes de embarazo empezó a tener trastornos de sueño, todas las noches soñaba lo mismo. Al principio no le dio importancia, pero luego de varias semanas empezó a preocuparse. En su sueño se veía sentada a la mesa de la cocina escribiendo unas palabras sobre un papel blanco, luego lo enrollaba y lo metía en una botella que tapaba con sumo cuidado. Después caminaba hacia el muelle de la playa y lanzaba la botella al mar.
Cuando se lo comentó a su amiga, ésta le recomendó hacer realidad su sueño para ver si la dejaba en paz ese pensamiento que se le filtraba en las noches. Así que una mañana cursando ya el cuarto mes de embarazo se sentó a la mesa, escribió las mismas palabras que ponía en su sueño, enrolló el papel y caminó hasta el muelle para lanzar la botella al mar. Esa misma noche el sueño se esfumó y jamás volvió a perseguirla.  El mensaje viajó durante años en la botella y ella dio por terminado el asunto, sin comentarlo con su marido que seguramente no la iba a comprender…

… Era otoño, una tarde cálida y tranquila, todo lo contrario a su vida. Los pies descalzos  de Milagros se hundían lentamente en la arena húmeda de la orilla. Era el momento de caminar sin mirar atrás, ya estaba decidida. La depresión por su fracaso matrimonial, la pérdida de sus familiares más cercanos y su entorno eran insoportables. Se acercó al agua que venía hacia sus pies invitándola a adentrarse en ella. Sintió la humedad de la espuma que traían las olas mordiendo la arena. Sus pies se congelaron, pero dio el primer paso y avanzó.
Algo chocó con su tobillo cuando el agua ya le cubría las rodillas, el golpe la hizo enfurecer y bajó su mirada para ver lo que era. Una botella antigua de gaseosa había sido la culpable del golpe. La tomó en sus manos y vio que dentro de ella había un papel enrollado. Pensó en tirarla lejos pero su curiosidad pudo más. Retrocedió sus pasos y se sentó en la arena. Tuvo que abrirla con esfuerzo pero al fin la rosca cedió. Tomó el papel y lo desenrolló. Un frío le recorrió la espalda, y se echó a llorar. No podía creer lo que estaba viendo.  El mensaje decía:  “La vida siempre nos da una segunda oportunidad, no temas, el destino está en tus manos y no es este”.
Pudo reconocer de inmediato la caligrafía impecable y suave de la mano de su madre.
                                                          Sindel Avefénix

Más mensajes en una botella en lo de: ENCARNI

58 comentarios:

  1. Hermoso relato fantástico, y creeme si te digo que la primera palabra fue como si alguien me la dictara. Tal vez una musa pasó cerca. Como debe haber pasado cerca de vos. La protagonista salvó a su hija aún no nacida, de morir por su voluntad, años después. Y esto por un sueño repetitivo. Y lo bueno que la hija reconoció la letra de su madre.
    Que buena historia.

    ResponderEliminar
  2. Gracias!!! Sé que es un relato un poco loco, pero así me lo dictó la musa como vos decis y así lo dejé.
    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  3. Nada de loco, es muy intenso. El amor, el destino, las decepciones, las pérdidas, la desesperación, hay mucho sentimiento.

    Un beso. Leonor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Leonor, dudé mucho en postearlo porque me parecía raro, pero veo que ha gustado y eso me alegra mucho.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  4. Dan ganas de caminar por esa playa, un mensaje puede estar oculto mucho tiempo, pero la enseñanza o las palabras que se necesitan, siempre llegan a nuestra orilla. Una buena manera de estar despierta a recibir.

    Precioso!

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuántos mensajes habrá sin descubrir, es un misterio, espero que a todos nos llegue el nuestro en el momento indicado.
      Un besote!!!

      Eliminar
  5. Una preciosidad de relato, la tristeza se convierte en alegría al ver como una madre nunca te deja aunque sea sin pensarlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay cosas que llegan en el momento justo no?
      Gracias por pasar Tracy, un beso enorme

      Eliminar
  6. ¿Loco dices? Magistral, intenso, emocionante y muy creativo.
    La mar regresa siempre, las olas traen lo que parece imposible, navegando un mensaje que lleva vida y cariño de madre, nunca muere. Segunda oportunidad por lo menos.
    Un besito cariñoso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Natalia que palabra esa "magistral" me vuelvo loca de alegría al saber que pensas eso de mi relato.
      Gracias por ser tan buena conmigo. Un besote enorme!!!

      Eliminar
  7. Precioso relato lleno de sentimientos y dolor, la esperanza en la botella llegó en su justo momento...La delicada letra de la madre despertó su conciencia...ayudándola a volver a vivir.
    Besos guapa Sindel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lucía, me encanta la visión que tenes esperanzadora sobre mi relato, esa era la idea.
      Un beso enorme!!!

      Eliminar
  8. ¿Es el destino caprichoso o hay algo más que lo gobierna? Da que pensar tu relato. Además es muy entrañable.

    Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que el destino lo hacemos nosotros mismos, a veces es tan incierto como en esta historia.
      Gracias por tus palabras Mar. Un beso enorme.

      Eliminar
  9. Un relato precioso, me ha encantado.Qué bueno que cuando estaba tan desesperada el destino o la casualidad le dieron esperanza.Bs.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Charo y bienvenida a mi blog. Espero que nos leamos de ahora en más.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  10. ¡qué buenooooooooo!...una historia bellísima en favor dela vida que conmueve apenas leerla! Linda manera que a veces toma el destino para enviarnos mensajes que tan sólo nosotros podemos desentrañar en verdadera magnitud!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Moni, el destino es tan incierto, pueden pasar tantas cosas como en este caso cruzar dos generaciones en el momento menos esperado.
      Un abrazo enorme!!!

      Eliminar
  11. Me ha gustado mucho. El mensaje de la madre ¿quien sinó? Le devolvió la esperanza perdida.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carmen, esas cosas que solamente las madres pueden hacer en el momento justo.
      Un beso

      Eliminar
  12. Me quedo sin saber que decir. Bueno, quizá que es lo mejor que he leído en mi historia juevera: es soberbio, atrapa, te cala y te saca una sonrisa de esas que delatan esperanza. Es francamente bueno.

    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco sé que decir ante semejante comentario positivo para mí!!! Muchas gracias Valaf, me halaga viniendo de vos que sos un escritor de lujo.
      Un besote!!!

      Eliminar
  13. Que bonita historia, me enganchó desde el principio, que forma más linda de unir a una madre y a una hija. Me has emocionado. Besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Alicia por tus palabras.
      Un beso.

      Eliminar
  14. Así de bonita es la literatura que permite que sucedan este tipo de cosas tan maravillosas entre una madre y su hija. Me ha encantado.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo puede pasar gracias a la magia de la fantasía.
      Gracias Encarni por tu comentario.
      Un beso.

      Eliminar
  15. A veces los sueños son difíciles de descifrar, envían mensajes que en ocasiones, el destino, el tiempo, ayudarán a develar.
    Tu historia es un ejemplo, un hermoso ejemplo, que va mucho más de lo onírico, carga un sentimiento/presentimiento, de esos raros que la vida nos ofrece y que el instinto innato de una madre, aún sin saberlo, alcanza a experimentar.
    Tu relato tiene ese don que lleva a uno a estremecerse.
    Un beso!
    Gaby*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gaby no esperaba tener tanta aceptación con este relato, ni producir semejantes sensaciones, cada comentario que leo me sorprende más.
      Muchas gracias por estar siempre.
      Un beso.

      Eliminar
  16. Cuanto más lo necesitamos, llega ese mensaje. Hermoso, grato de leerlo y hasta el final no paré. Besos Sindel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luis muchas gracias por tu comentario super positivo para mí.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  17. Magnífico relato, Sindel, quienes nos quieren de verdad siempre encuentran la manera de darnos aliento cuando más lo necesitamos, por lejos que estén, o aunque ya ni estén.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Narci, puede ser que sea así, que esas cosas lleguen de una u otra manera.
      Un beso.

      Eliminar
  18. Wooommm!!!!
    amiga me has dejado realmente impresionada, muy buen , excelente relato la verdad sin palabras, me has dejado casi sin aire... me ha encantado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María que bueno haber provocado todo eso con mi relato, me encanta.
      Un beso.

      Eliminar
  19. Una historia muy bonita Sindel, la vida dando otra oportunidad, un giro del destino y un nuevo comenzar, me gusto mucho.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces la vida nos da una segunda oportunidad, eso quise mostrar.
      Un beso y gracias por leerme San.

      Eliminar
  20. a parte de que la historia es preciosa, lo que de verdad me gusta es esa separación temporal que has hecho, esa separación que queda indicada en el espacio en blanco que separa los dos tiempos, los dos "escritos". es como escribir al mismo tiempo que suceden los hechos, es como dar voz a dos omentos concretos sin atender a las medianía...es como si el escribidor-autor no quisiera fisgonear en lo privado de madre e hija...ellas tienen sus vidas propias,pero en momentos concretos asoman ante mis ojos para dejarse ver en un instante vital, en un instante que resume sus existencia...
    medio beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gus tu comentario describe a la perfección la intención de mi escrito, no era importante decir nada más acerca de ellas, pero si resaltar esos dos momentos en que se unirán al final de escrito.
      Gracias por tus lindas palabras.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  21. El arte de entrelazar letras y palabras para que surjan estos mensajes, es sin lugar a dudas un don, del que dispones a granel.

    Una historia inquietantemente bella, que trasmite un mensaje altamente positivo.

    Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero que halagador es leer este comentario, muchas gracias Cass, sabés que te admiro y tus palabras me alientan.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  22. Bello y entrañable relato que nos resalta hasta donde es capaz de llegar el inmenso amor de una madre. Extraño e incomprensible instinto que la lleva en este caso a mandar un mensaje futuro de aliento a esa hija que porta en su vientre.
    Me ha gustado mucho, Sindel.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Pepe, que alegría que te haya gustado mi relato.
      Un abrazo enorme.

      Eliminar
  23. Ayy las madres siempre con nosotros!!
    Precioso relato y una bella historia, me ha encanatdo!
    Un besote, guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si siempre presente de una forma u otra. Gracias Tere!!!
      Un besote.

      Eliminar
  24. Las madres siempre están ahí, aunque sea con mensajes embotellados... y hasta en la más inmensa distancia las sentimos...
    Bonito relato que llega..

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Matices, así es de alguna forma sus palabras siempre quedan en nosotros para salir a flote cuando menos lo esperamos.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  25. las madres siempre tienen una palabra de aliento, de consuelo que dar, aunque para aconsejar desde el mas allá se valgan de una botella venida de ultramar.
    bella historia sindel, te mandamos un beso grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ceci!!! Me encanta verte por acá y sobre todo saber que están bien!!! Gracias por tu comentario, espero que nos tengas al tanto de tu nueva experiencia prontito.
      Besotes

      Eliminar
  26. Karina... el relato empieza gustando y mucho. Es envolvente, preciso y precioso, La segunda parte te sube a lo alto de una nube y te deja caer en ese sublime final en el que te quedas preso y emocionalmente paralizado.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alfredo que hermoso comentario me dejaste, te diría que tus palabras son poéticas y eso es lo que te produjo mi relato me puedo dar por dichosa ya mismo.
      Un abrazo y muchas gracias!!!

      Eliminar
  27. Paseando por tu playa, removiendo la arena de las emociones.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  28. hola Sindel: me ha encantado tu relato, que emocionante, cuanto lirismo le has puesto. De veras, muy bien hallado.
    Te mando muchos besos embotellados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Montserrat!!! Que lindo comentario!!! Un besote.

      Eliminar
  29. ¡(Improperio que mejor no escribo), que bueno!
    Me parece el relato más redondo de este jueves, dos tramas que se unen mediante el mensaje arrojado a la aventura.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja me encantó lo de sugerir ese improperio, sos libre de escribirlo en mi blog, creo que es un halago y no una ofensa, muchas gracias por tus palabras Juan Carlos.
      Un beso.

      Eliminar
  30. Una preciosidad,que no debía perderme...La vida nos avisa con tiempo y nos deja su mensaje de amor y esperanza...Realmente bonito y creativo,Sindel.
    Mi gratitud por compartir esta maravilla.
    Mi abrazo inmenso y feliz día,compañera.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay compañera que placer me da leerte, que te gusten mis textos y que me dejes estos hermosos comentarios llenos de positivismo y calidez.
      Un abrazo enorme!!!

      Eliminar

Muchas gracias por tu visita y por dejarme tu opinión.