Seguidores

miércoles, 26 de marzo de 2014

Convocatoria: Este jueves un relato "¡A volar!"



Mis alas  (Reedición)


No puedo evitar desplegar mis alas, incluso para volar hacia destinos inciertos. Es un reflejo inmediato ante los caminos rectos.

Solamente vuelvo a casa cuando preciso de un nido donde apaciguar el cansancio de mis largos vuelos,  la desazón de mis destinos erróneos, el dolor de mis caídas y desaciertos.  Entonces me cobijo en el hogar. Sano mis heridas con el bálsamo de lo cotidiano y acurruco mis penas, abrigándome por un tiempo con el manto de lo terrenal.  Hasta que mi instinto renace con más fuerza, sublevado contra la permanencia,  y comprendo que es hora de volver a despegar.

Tantas veces  intenté poner resistencia, contener mi libertad y quedarme en el nido conocido. Traté de  asentarme junto a los que siempre me esperan, pero por más que procuré anclar mis sentimientos  mi corazón no pudo resignar su independencia.

Y es que, mis vulnerables alas siempre se dejan llevar  por esos vientos, que a veces son ráfagas y otras huracanes, que me elevan tan alto o me arrastran rasgándome el alma por el suelo. 

Pero eso no importa, no deseo ser una esclava de mis posibles futuros recuerdos.  Sé que  mientras tenga mis alas puedo tener sueños, y mi naturaleza siempre me llevará a volar hacia ellos.

 Sindel Avefenix 


Más vuelos en lo de: ALBERTO V.


¡Gracias Alberto V:!

52 comentarios:

  1. Tu texto (magnífico), me hace reflexionar sobre la relación entre el vacío interior y las ansias desatadas de volar.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu adjetivo!!!
      Creo que encierra un poco de todo eso, la necesidad de volar es porque en un punto está buscando llenar un vacío.
      Un beso.

      Eliminar
  2. Una buena reedición, donde se vive lo que se es, se siente, se sueña. Un ave que renace cada vez.
    Para que los recuerdos sean recuerdos y el presente una aventura digna de volarla.

    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Cecy!!! Qué bien lo percibiste!!!
      Muchas gracias!!!
      Besos

      Eliminar
  3. Admirable lo de atreverse a despegar las veces que sea necesario, para volar hacia los sueños. Admirable hacerlo después de las caídas.
    Ah, no regalo elogios. Pero tu relato y lo que narra, lo merecen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, siempre hay que tener sueños. A veces nos puede costar más despegar, pero siempre hay que intentar hacerlo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Cuando desplegamos nuestras alas es cuando sentimos la libertad de ir hacia esos lugares donde hallar la paz y una cierta felicidad.
    Bellas letras mi querida Sindel.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias compañera por tus lindas palabras. Un beso.

      Eliminar
  5. Hay espíritus libres que sólo toleran estar bajo techo apenas un tiempo, lo suficiente como para reponer fuerzas y volver a levantar vuelo. Se ve que sos de esos!
    =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soy bastante soñadora, y eso me lleva a volar siempre.
      Un beso.

      Eliminar
  6. La libertad son las alas que la vida le pone a los sueños. Por eso la madre empuja de su nido al pajarillo, para que viva, para que pueda volar, aunque siempre esté dispuesta a volver a recibirlo al calor de sus alas.
    Bello relato.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro Juan, así es. Hay que usar las alas para buscar nuevos destinos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. las ganas de vivir te dan aaaaaaaaaalas (a lo red bull jajajaja) saludos

    ResponderEliminar
  8. ojalá nunca te falten las alas !! saludos

    ResponderEliminar
  9. Es una de mis formas de curar heridas, acurrucarme hasta adquirir el tono facial de tapicería de sofá. Cuando el cuerpo dice ¡ya! se acabó el problema...

    Vuela, amiga, yo guardo mis alas en el cajón con papel de seda envueltas, todavía las necesito.

    Un beso bien gordo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que lindo! Es así compañera, siempre hay que tener las alas dispuestas para volar.
      Un beso.

      Eliminar
  10. Precioso amiga, no tengo palabras. Me evocado añorados recuerdos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, que lindo comentario!!! Un beso.

      Eliminar
  11. La sed de aventura, la necesidad de vivir nuevas experiencias es la que lleva a levantar el vuelo una y otra vez en pos de nuestros sueños.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A no quedarse con cosas que no logran mantenernos en el suelo, y buscar aquellas que nos devuelva la libertad de volar.
      Un abrazo.

      Eliminar
  12. Me gusta mucho esta prosa poética. A veces más que la poesía.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  13. ¡Nunca dejes de volar hacia tus sueños! Un beso.

    ResponderEliminar

  14. ¡Bravo, Sindel! Me encanta tu alma rebelde he innovadora. Hermoso texto.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  15. Ser consciente de sublevarse contra la permanencia implica valentía y alineamiento con la evolución natural de la vida. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si es por todo eso, pero a veces no puedo evitar volar. Un beso.

      Eliminar
  16. Sin dudas, no debemos renunciar. Bien dicta tu firma: Sindel Avefénix, lo que implica que de todos los vuelos: rasos, altos y hasta con caídas a pique... se resurge! Al final, de eso se trata la vida, de extender las alas e intentar alcanzar metas, planes, nubes, soles, estrellas... jajaja! me elevé demasiado? Eso también se vale, ir por nuestros sueños... (nos salga bien, nos salga mal) A volar! Me gustó tu escrito de aire íntimo y de experiencia de vida.
    Besos al vuelo!
    Gaby*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, preciosa!!! De eso se trata la vida, de jugarse por lo que queremos, aún cuando eso salga de manera diferente a como pensamos.
      Un beso inmenso.

      Eliminar
  17. Fantástico, en la exposición en el ritmo del texto y porque creo que es una autentica realidad.
    Saludos

    ResponderEliminar
  18. Es muy linda tu narrativa y tu aguda reflexión. Evidentemente mientras se tengan alas se puede volar mucho.... pero sin descuidar nuestro nido. Un saludo afectuoso Sindel....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Lao, muchas gracias por tus palabras.
      Un abrazo.

      Eliminar
  19. Lograr la libertad de decidir a donde y cuando volar, es difícil y puede traer algún problema con quienes no lo comprendan. Pero es tanto lo bueno que obtenemos cuando elegimos desde nuestra propia libertad , que volar resulta ser algo indispensable para sentirnos plenos y felices.
    Abrazos guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces es incomprensible para los demás, pero tampoco hay que dejar de hacerlo porque al fin y al cabo, cuando ellos tengan que volar lo harán.
      Un abrazo enorme.

      Eliminar
  20. Necesario ese cobijarse, tomar fuerzas y remontar. Por que no te falten nunca las ganas de volar. Bella prosa poética.
    Un abrazo Sindel.

    ResponderEliminar
  21. Curarse las heridas y regresar a la vida sin miedo, una y otra vez. Tu vuelo es envidiable, Sindel.

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Otra cosa no queda por hacer, a veces lleva mucho tiempo Toni, pero a la larga siempre vuelvo a volar.
      Un abrazo.

      Eliminar
  22. Me encanta tu prosa, me identifico mucho con tu forma de decir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, tal algún día volemos juntas entonces.
      Un beso

      Eliminar
  23. Un relato muy bonito Sindel. Recordándonos que tenemos alas para volar, no sólo para esconder la cabeza. Muchas gracias por participar en mi primera convocatoria.

    P.D.: Gracias por el consejo de edición de fotos. Aún soy un polluelo de la informática.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alberto fue un gusto participar, te felicito por todo el trabajo que te tomaste para agasajarnos.
      Espero que te haya sido útil mi consejo.
      Un beso.

      Eliminar
  24. Siempre es mejor volar aunque de vez en cuando tengas que curarte las alas, que quedarte quieto.
    Un beso

    ResponderEliminar
  25. Me encanto tu prosa, sobre todo porque habla de volar. Mis alas todavía sienten temor de volar nuevos horizontes,están heridas,y tienden a sobrevolar por los recuerdos.
    Hermoso tu blog,ojala tenga suerte esta vez y puede pegar mi cccomentario y

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!! No te preocupes, a veces lleva un tiempo sanar las alas, pero tarde o temprano vas a volver a volar.
      Gracias por tu visita, un beso enorme.

      Eliminar
  26. Hermosa metáfora llena de vida y de valentía...

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tu visita y por dejarme tu opinión.