Seguidores

miércoles, 14 de junio de 2017

Convocatoria juevera "Este jueves, grandes textos"



Este jueves Mónica nos invita a inspirarnos en textos de grandes maestros. Nos ha dado varias opciones para elegir y para escribir, usando alguno de ellos como inspiración. Yo no pude resistirme al texto de mi amado Pablo Neruda. Así que con todo mi respeto hacia tan gran poeta, me he tomado la libertad de escribir este poema inspirándome en sus versos.

"Quiero hacer contigo
lo que la primavera hace con los cerezos."
Es lo que leí en tus pupilas cuando irrumpiste,
o lo que pronunciaron las mías cuando te vi.

Llegaste, desde ese planeta tan lejano
que mis ojos percibían, ya, como perdido.
De un recóndito lugar desdibujado de mi universo,
oculto ante mis sentidos desde que lo deshabité.
Irrumpiste, invitando a mi integridad desintegrada
por los vaivenes de los fracasos adquiridos,
y tentaste a mi coraza de recelos a desbaratarse
obligando a mi anestesiado corazón a resurgir.

Y yo, que había clausurado todas las puertas,
todas las ventanas y todo haz de luz posible
que me trajera, apenas, un esbozo del amor,
 apabullado por el destello que irradiabas,  cedí.
La venda de mi desconsuelo cayó a mis pies
para desplegar ante mí  tu perfecta geometría
y mi inmediato deseo de cada vértice de ella,
y de cada rincón inexplorado de tu esencia.

Sentí tus manos temblorosas al acercarse,
 tus preciosas curvas que al contacto se expandían,
mientras nuestras células renacían como pétalos
blancos, tersos, entregados al rocío de primavera.
La atmósfera se pobló de mariposas plateadas,
que bordaron con el fulgor de sus inocentes alas 
una constelación brillante que germinó en mis retinas,
opacando el dolor profano de los antiguos estigmas.

Ya mis argumentos para la huida se han extinguido,
la sinfonía de tus suspiros apuntalan mi estadía,
mi permanencia es inminente y se va alimentando
del perfume desafiante que emerge siempre de tu piel.
Entonces, me entrego a la plenitud de tenerte y retenerte,
impregnando mi aura con la paz de tus caricias
y anido mi ser colonizado en el hueco de tu pecho,
refugio palpitante de tu sangre comulgando con la mía.

Y sé, por fin, que quiero macerar aquí mi existencia,
donde tu abrazo es la fuente vital de donde mana
el dulce zumo que mis viejos temores aplaca,
y que nutre de esperanza cada instante por vivir.

Sindel Avefénix



Para leer más grandes textos visiten la casa de: MÓNICA- NEOGÉMINIS


Gracias Mónica!




Todos los textos que están expuestos en este blog son propiedad intelectual de mi persona y están registrados bajo el nombre Sindel Avefénix. Salvo menciones expresas de otros autores.

30 comentarios:

  1. Preciosos versos en los que se respira tanto amor con ese abrazo vital que hidrata la vida y nutre la esperanza.

    Me encantó tu precisísima aportación.

    Un placer volver a leerte, querida Sindel.

    Besos enormes.

    ResponderEliminar
  2. ¿Grandes textos? El tuyo lo es y nos deja con la esperanza,esa promesa de logro. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué lindas palabras, muchas gracias, reina. Besos.

      Eliminar
  3. Romántico y poético aporte el tuyo, Sindel, jugoso y agridulce como esas cerezas al que el maestro Neruda hace referencia. Me ha alegrado mucho encontrarte otra vez en nuestros jueves. Beso grande y gracias por participar!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho que te haya gustado mi poema. Hace mucho que no logro esta inspiración, así que agradezco tu propuesta. Un beso.

      Eliminar
  4. Precioso relato que nos dejas una puerta abierta a la esperanza del amo de la entrega todo en él es poesía y ternura .
    Un fuerte abrazo .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El amor es esperanza. Muchas gracias, besitos.

      Eliminar
  5. Lindo poema Sindel, me a gustado , bonita inspiración

    ResponderEliminar
  6. Mucha ternura en este bello poema donde la posesión y el deseo riman bellamente con la esperanza.

    ResponderEliminar
  7. Una frase llena de contenido para llevar a cabo una reconstrucción en toda regla.
    Siempre aciertas con tus bellas palabras.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Un poema inspirado y narrativo. Me gusta lo que cuenta.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. No hay corazas para el amor porque siempre dejamos abierta una rendija a la esperanza. Preciosos pensamientos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Prima la esperanza aunque con un deje de tristeza.
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. ¡Hola! Qué versos más hermosos. Me gustan que están plagados de amor, esperanza y mucha ternura. Me encantaron.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Muchas gracias por leerme y por tus lindas palabras. Beso enorme.

      Eliminar
  12. Que bello escucharte Karina recitar un poema tan lleno de esperaza. Abrir Karina abrir puertas y ventanas que penetre la luz y el calor de todo lo bueno que nos espera.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, San! Qué bueno que hayas podido escucharlo! Un beso enorme.

      Eliminar
  13. qué sabiduría la de ese Ente que imaginó todo. Cómo supo repartir sensibilidades mezcladas con empatías para hacer que nos complementáramos. Dar, sin esperar dar aunque no de inmediato se reciban, dar es la esencia ( al menos para mi)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mí es así también, dar sin medir ni esperar. Gracias por tu original comentario. Un abrazo.

      Eliminar
  14. Precioso poema y digna continuación de Pablo Neruda.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Hola, Karina.
    Magnífico el romanticismo de esta hermosa poesía. Inspirador, y muy halagador la ternura que te inspiró el texto de Neruda.
    !Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, preciosa, Neruda es uno de mis poetas preferidos. Besitos.

      Eliminar

Muchas gracias por tu visita y por dejarme tu opinión.