Seguidores

miércoles, 2 de mayo de 2018

Convocatoria: Este jueves un relato "Fotos inspiradoras"

Este jueves vuelvo, después de mucho tiempo, a participar de esta hermosa convocatoria de amigos y letras.  Mónica nos propone inspirarnos en alguna de las fotografías que expuso para escribir algo. 
A mí me inspiró la que les dejo a continuación:






De repente todo fue oscuridad. 
No podía entender, ni recordar por qué me encontraba vagando en la búsqueda de una luz que me rescatara de la confusión.
Caminé durante un tiempo que no tuvo medida ni espacio, pero que se hizo eterno. Y cuando ya mis pies cansados se estaban dando por vencidos, distinguí a lo lejos un pequeño fulgor. 
Con las últimas fuerzas que me quedaban corrí hacia él y cuando por fin  lo alcancé, pude ver que provenía de las velas encendidas que sostenía en sus manos un grupo de gente que marchaba hacia algún lugar.
Sin dudarlo y con curiosidad me uní a esa peregrinación silenciosa que emanaba una mezcla de dolor y resignación. Nadie parecía darse cuenta de mi intromisión, cada uno iba con los pensamientos en lo suyo. 
Así, despacio, seguimos hasta llegar a una plazoleta en la que había una especie de improvisado altar sobre el cual reposaban un montón de flores frescas y varias fotografías, entre otras cosas como rosarios, zapatos y cruces.
Todos los integrantes del grupo se pararon al borde del altar y solamente rompieron el silencio para rezar al mismo tiempo que iban, de a uno, depositando las velas perfectamente ordenadas sobre el piso.
Yo,  que no comprendía nada, decidí pasar sobre ellos y acercarme lo suficiente al altar para observarlo bien.
En aquel momento un soplo de aire helado me rozó la espalda. 
Entre ese montón de flores ofrendadas, recuerdos y fotografías; estaba mi retrato y también el de todos los compañeros con los que habíamos subido al autobús para emprender nuestro viaje de egresados.
De repente mi mente confundida se aclaró y encontró ese eslabón perdido sobre la triste verdad de mi destino. 
Entonces ya no hubo más oscuridad, un resplandor blanco guío mis pasos hacia el otro lado del altar, allí donde estaban extendiéndome la mano, para emprender otro viaje, mis compañeros, a los que como a mí, un conductor, pasado de copas, nos había arrancado la adolescencia y la vida.

Sindel Avefénix


Más relatos de fotos inspiradoras en lo de:Mónica - Neogeminis




Todos los textos que están expuestos en este blog son propiedad intelectual de mi persona y están registrados bajo el nombre Sindel Avefénix. Salvo menciones expresas de otros autores.

36 comentarios:

  1. Antes que nada, querida Sindel, quiero decirte lo mucho que me alegra que retomaras tu blog, más aún cuando por coincidencia o no, el tema convocante de tu retorno haya sido un encuentro juevero que me ha tocado conducir. Doble motivo para alegrarme.
    Sobre tu historia, impecable en la enigmática ambientación de ese principio en el que el personaje se siente totalmente descolocado, la resolución hacia una luz que lejos de ser culminación resulta ser un nuevo principio, no nos deja con amargo sabor de boca, y eso se agradece. Me encantó leerte, Kari.
    Muchas gracias por sumarte. un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Moni! Sinceramente siempre espío las propuestas, pero mi inspiración había quedado en blanco. Cuando vi tus fotos algo en mí comenzó a soplar letras que luego fueron este relato.
      Espero ir regresando siempre que las musas me acompañen. Gracias por tu jueves, un abrazo enorme.

      Eliminar
  2. Que relato en un principio creí que era una ofrenda de fieles algún altar ..y conforme iba leyendo vi el desenlace fatal ..lo has hecho muy bonito me gusto .
    Un fuerte abrazo y me alegro de volver a leerte en los relatos de los jueves . feliz semana .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Campirela! Muchas gracias por leerme y por tus lindas palabras. Un beso!

      Eliminar
  3. Todo por culpa de es maldito chofer que terminó con sus vidas, con ese deseo de tener las experiencias de un viaje de egresados.
    Inquietante relato, algo que me gusto.
    Un placer leerte.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! Me alegra mucho que haya sido de tu agrado.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Un relato interesante, porque no se percibe que ese sea el desenlace, después de la obscuridad, la luz como principio.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida! Muchas gracias por tu visita.
      Exacto, siempre se puede volver a encontrar la luz.
      Un beso.

      Eliminar
  5. Una buena narración y una idea muy original. La tragedia la has transformado con ese final de paz. Y has denunciado un hecho muy frecuente.
    Me encanta volver a tus letras.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Leonor. Es un gusto siempre ser leída por ustedes!
      Un abrazo enorme.

      Eliminar
  6. Que bueno volver a leerte, y que relato más fascinante.


    Un placer leerte.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola mi querida María! Gracias por tus palabras siempre lindas. Beso enorme.

      Eliminar
  7. Me ha gustado mucho tu relato, Sindel.
    En idea y en ritmo. Para mi esta frase es magistral: "De repente mi mente confundida se aclaró y encontró ese eslabón perdido sobre la triste verdad de mi destino".

    Besos,


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Myriam, bienvenida!
      Muchas gracias por tus palabras y por leerme.
      Un beso.

      Eliminar
  8. Relato desde el otro lado. Un lado, como la misma literatura, que existe sólo en nuestra mente, con el romanticismo y la belleza de la entelequia.
    Enhorabuena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, bienvenido! Muchas gracias por tus palabras y tu enfoque de mi relato.
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Me ha encantado el relato, es muy bueno, muy misterioso...

    Un beso, Sindel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenido! Muchas gracias por leerme y por tu comentario.
      Un abrazo.

      Eliminar
  10. Hola, Sindel. Antes de nada, alegría regresar y coincidir.

    Me ha gustado esa historia. La confusión era no aceptar lo que había pasado, no ser consciente de ello. Una vez que supo la razón, solo quedaba ir hacia la luz y vivir la eternidad.

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Bienvenida!
      Muchas gracias por tus palabras, me alegra mucho que te haya gustado.
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Un gran final. Pobres, cuantos casos de estos se han dado, y montones de vidas jóvenes se han ido al garete.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carmen, lamentablemente se han convertido en historias cotidianas. Un abrazo. Gracias por pasar.

      Eliminar
  12. el momento mas terrible , cuando uno se da cuenta que las velas son para uno.Hermoso y tragico relato. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario, Javier. Un abrazo.

      Eliminar
  13. Bienvenida de nuevo Sindel, te he hechado de menos. En cuanto a tu relato me ha dejado toda una sensación de paz, despues de la oscuridad la luz, en el fondo a pesar de la tragedia es muy bello. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también los echo de menos. Por eso cada tanto aparezco. Gracias por tus palabras. Un beso, Moli

      Eliminar
  14. Bienvenida otra vez. Inquietante sueño y triste final.
    Beso de vigilia.

    ResponderEliminar
  15. Sindel, me ha gustado tu relato, es entero, sólido, ...ya se que estas no son palabras adecuadas para ponderar los relatos, pero es asi, es un relato que te lleva de la mano, te guia sin distracciones a traves de clima de suspenso bien logrado hasta un desenlace sorpresivo e impecable. Es un gran relato!
    Abrazo Sindel...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Ceci!!! Qué lindo verte por acá. Muchas gracias por tus palabras, sabes que las valoro mucho. Un beso enorme.

      Eliminar
  16. ¡Cuánto me ha alegrado tu regreso! Hacía tanto tiempo que no sabíamos nada de ti.
    Y de nuevo nuestra querida Sidney vuelve con la misma garra en las letras y con un precioso y triste relato que me ha mantenido tensa y atenta hasta el final. Muchas gracias.
    La entrada que has escrito, es una invitación para todos aquellos conductores a los que les gusta beber y se olvidan de que la vida de muchos inocentes pende de su sobriedad.
    Te dejo un fuerte abrazo de bienvenida.
    Cariños.
    kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Kasioles. Los extraño tanto. Por eso a veces intento volver a leerlos. Me alegra que te haya gustado mi relato. Y me alegra más saber de vos.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  17. Cómo me gusta tenerte por aquí Sindel y no es para menos, tus relatos siempre quedan impresos en quien te lee. La historia la ejecución me han parecido muy buenas. Me gustó ese final donde le tienden la mano a la espera de su llegada.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola San! Yo también me alegro de haberlos leído, los extrañaba. Gracias por tus lindas palabras. Un beso!

      Eliminar
  18. Buah, el final brutal *__* Qué injusto cuando ocurren estas historias en la vida real...
    Espero que leerte en más convocatorias,
    ¡besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Dafne, bienvenida! Me alegra mucho que te gustara mi relato. Un abrazo enorme.

      Eliminar

Muchas gracias por tu visita y por dejarme tu opinión.