Seguidores

martes, 7 de enero de 2014

Convocatoria: Este jueves un relato "Un regalo con inspiración"




Todas las mañanas apenas se levantaba,  se colgaba un pequeño bolso en el hombro y caminaba las dos cuadras que la separaban del puerto. Cada vez le costaba más llegar, sus viejas piernas no le respondían tanto y su cuerpo mal alimentado no tenía fuerzas.
Al llegar buscaba un lugar cerca del muelle principal para tomar asiento, sacaba unas migas de pan para darle a las palomas, únicas compañeras de sus días. Allí se quedaba por horas mirando los distintos barcos que llegaban a destino. Lo más pequeños no le gustaban, esperaba a que entraran los más importantes. Veleros con cubiertas brillantes, y velas enormes flameando al viento. Cuando veía alguno que le gustaba mucho  cerraba los ojos y soñaba que era ella quien estaba en la cubierta. A veces se imaginaba recostada en una reposera, con su  traje de baño rosado, otras con su vestido de gala rojo y sus rubios cabellos al viento. A su lado siempre estaba Braulio ofreciéndole una copa de champagne, con esas manos perfectas que tanto la deseaban. Navegaban todo el día dejando pasar la vida, respirando amor, como en los buenos tiempos.

Se dejaba llevar en ese ensueño hasta que caía la tarde y el puerto quedaba desierto. Entonces se levantaba y despacito regresaba a lo que quedaba de su casa. Estaba en ruinas, como ella. Se preparaba un mate cocido con un poco de pan viejo que le regalaban al pasar por la panadería, lo echaba dentro de la taza y esperaba que se deshiciera para poder comerlo, sus dientes ya no eran los de antes. Después con la panza un poco llena se ponía el camisón andrajoso, besaba el retrato de Braulio que tenía junto a la cama  y se acostaba a dormir deseando con ansiedad no volver a despertar más para poder reunirse por siempre con su amado.

Sndel Avefenix


Este jueves nos vamos a lo de  GABY quién tuvo la estupenda idea de hacernos regalos, a cada uno nos pidió una imagen y luego las mezcló y repartió para que nos inspire algo. Así que allí podrán abrir los regalos que faltan. A mí me tocó el regalo de Nieves - Matices en la vida  :)



Gracias Gaby!!!

89 comentarios:

  1. Una triste historia que bien se puede asemejar a cuando el amor se desencuentra y no es que se pierde. Profunda y bellamente triste.
    Cariños…..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Oriana, a veces el amor se va demasiado pronto y nos deja esa soledad que queremos que desaparezca. Un beso.

      Eliminar
  2. Una Penelope, que en lugar de esperar se quiere ir. Un relato muy bello porque no todo tienen que ser alegre para ser bonito. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, pero ella espera irse en vez de que el otro regrese, no lo había pensado Ester, buena asociación. Gracias por tus lindas palabras. Un besote.

      Eliminar
  3. Bello relato de amor. Con la sensibilidad y poesía con la que sueles adobar tus escritos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Juan, me gusta que lo sientas así lo que escribo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Ese es el lugar ideal en el que yo suelo encontrarme conmigo misma, siempre cerca del agua y si huele a puerto mejor. Un abrazo. Un relato melancólico, como el gris de mar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me encantan esos lugares donde hay agua, aire, libertad.
      Gracias Vero, un besote.

      Eliminar
  5. Los años no dan tregua... y muchas veces los recuerdos tampoco. Una triste pero tierna historia en la que el amor canta su eterna melodía.
    Como siempre, has acoplado la imagen y el texto de maravillas.
    Gracias amiga por tu participación!
    Besos!
    Gaby*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Gaby, lo escribí a las apuradas, siento que podría haber dado más, pero es lo que me salió y no quise faltar. Un placer haber participado de tu innovadora propuesta. Un beso enorme.

      Eliminar
  6. Un regalo muy triste, el que deseaba la anciana. No siempre se cumplenl los deseo soñados.
    Pero era comprensible que asi lo pidiera. Un abrazo volador.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá se le cumplan para que vuele junto a su amor, la vida no ha sido buena con ella.
      Un beso.

      Eliminar
  7. Una historia triste, con un marco similar al que me tocó a mí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí ya pasé a leerte, es cierto las imágenes tienen algo en común.
      Un beso.

      Eliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  9. AAwww triste y tierno relato a la vez. Que duro ha de ser llegar a la vejez sola, pobre sin nadie con quien compartir los últimos días. Me gustó mucho.
    Saludes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Yessy, es un relato meláncolico, espero que nuestros años nos deparen cosas más lindas que esto.
      Un beso.

      Eliminar
  10. Es poesía en prosa, si la imagen es evocadora tu relato nos sumerge en un aspecto bien real de amor, del amor con mayúsculas, digo...el no querer vivir si el otro faltara.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Valaf, son esos amores que nunca se van, a pesar de las ausencias uno no ve la hora de volver a reunirse con el otro.
      Un beso.

      Eliminar
  11. Hay veces que el amor entra con fuerza pero su huella es esporádica y nos deja un vacío en el interior.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Ilesin, pero en este caso quedó la huella para toda la vida. Un beso.

      Eliminar
  12. Que bonito y tierno relato. Esa pareja de ancianos, toda la vida juntos, y si falta uno,el otro pronto se reunirá con él, de eso no cabe duda.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Personas que no saben ni quieren vivir si el otro les falta, un amor inmenso y puro.
      Gracias Carmen, un beso.

      Eliminar
  13. Qué triste es la vejez en soledad. Gracias a que aún le quedan los recuerdos, a algunos no les queda ni eso.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tendrá que vivir de ellos hasta que pueda cumplir su sueño de reunirse con su amado.
      Un besote.

      Eliminar
  14. Sindel, tu relato es sencillamente tierno y entrañable...Mi felicitación y mi abrazo inmenso por tu creatividad y cercanía con todos.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias querida poeta, un abrazo inmenso para vos.

      Eliminar
  15. Pues otra vez nos reunimos en algo conjunto y no sabes como me agradan estas coincidencias... Es el puerto de Sagres, en el Algarve... al Sur de Portugal. Desde ese lugar el amanecer es una maravilla. Puede que ella estuviera sentada contemplándolo cerca mía en alguna ocasión.
    Triste historia la de tu protagonista que parte seguro de algo profundo y de corazón.
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto que son lindas las coincidencias, nos acercan y nos unen.
      Quizá la viste alguna vez a esa mujer que anda esperando poder dejar de soñar.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  16. La soledad no siempre se elige, creo que esa es tu enseñanza en esta triste historia Sindel. Muy buena!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces viene sola, de golpe y sin aviso. Y cuando es así es triste Lao.
      Gracias por pasar.
      Un beso.

      Eliminar
  17. Una tierna historia, me ha encantado.

    ResponderEliminar
  18. Hola una bonita historia la que nos dejas llena de ternura y tristeza a la vez.
    He visto en varios blogs amigos tu idea de hacer entradas con la palabra de la semana y está curiosa. Intentaremos participar desde la semana que viene ya que esta lo tenemos programado desde hace tiempo.Me quedo por aqui si no te importa.
    un besote
    Me quedo por

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, bienvenido a mi blog Sabores, por supuesto que será un placer que participes de la propuesta cuando quieras.
      Gracias por pasar y quedarte, ahora me paso por tu blog.
      Un abrazo.

      Eliminar
  19. Parece mentira lo que inspira el mar, la calma, se recuperan instantes con la vista perdida, se ensueña la melancolía antes de regresar a casa.
    La soledad se acompaña mejor con la imaginación y los recuerdos vividos intensamente.
    Un relato triste pero auténtico, desprende cariño. Mi primer besito del año.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Natalia, que lindo que estés de vuelta por acá. Gracias por tus palabras, es así ante la soledad nos quedan los recuerdos y el mar es fuente de inspiración para esas cosas.
      Un beso enorme.

      Eliminar
    2. Ahora que sé que mi regalo es tu imagen, permíteme felicitarte por tu extrema delicadeza, ha sido un placer intentar evocarla a mi manera, enhorabuena artistaza. Mil besitos.

      Eliminar
  20. Sin quererlo, sin pretenderlo, a veces el destino nos lleva a estar solos ¡qué difícil es seguir caminando en soledad!
    Bonito tu relato.
    Es la primera vez que entro en tu espacio, le acabo de hacer un comentario a María y nos ha hablado de ti, por eso he venido rápido a dejarte un fuerte abrazo y los cariños de
    Kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y que lindo es que hayas llegado acá, me encantó tu visita. Ahora me paso por tu blog para conocerte mejor. Un beso.

      Eliminar
  21. El puerto y los grandes barcos, alimentaban sus sueños imposibles, aliviando así, dia tras día, una terrible soledad. Su ruina era un poco menor mientras navegaba a bordo de sus sueños.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y en tus palabras se lee la esencia de mi relato, que lindo lo decis Pepe.
      Gracias por todo, un beso.

      Eliminar
  22. La historia es preciosa, llena de melancolía por la ausencia de su amado. Aunque casa genial con la imagen de tu regalo.
    Besos querida Sindel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lucía, muchas gracias fue lo primero que me vino al ver la imagen. Un beso enorme.

      Eliminar
  23. Gracias, amiga mía,por estar a mi lado, yo también me quedo en tu espacio.
    Y sólo por un día, hoy miraré al cielo, veré a mi estrella y charlaré con ella.
    Siempre que puedo, cuando descubro un cachito de ese cielo, dejo volar mi pensamiento, sueño y sueño y siento que estoy más cerca de los que tanto quiero.
    Te dejo un fuerte abrazo.
    Kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un gusto habernos encontrado, y es muy lindo mirar al cielo, sentirse refugiado por esos resplandores que nos dan cálidez en momentos de frío.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  24. Hola, llego a tu blog a través del de María y me encanta tu prosa, la añoranza del amado, la soledad, los sueños que el mar inspira y sostiene.Me gusta cómo escribes.
    Me gustaría que te pasaras por mi blog, y saber tu opinión, pues hace tan solo 3 meses que lo creé y no tengo dominio de estos asuntos.
    Un amistoso saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Fanny bienvenida, ahora me paso por tu blog para conocerte mejor.
      Un abrazo.

      Eliminar
  25. ¡¡Qué triste la soledad!!
    Me ha gustado mucho tu relato, el pensar en la vejez siempre preocupa y es muy triste.
    Un abrazo y feliz año.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rosario, muchas gracias por tu visita y tus palabras.
      Un abrazo y buen año para vos!!!

      Eliminar
  26. Es cierto, es un relato bonito pero muy enternecedor e impresionante porque puede estar basado en hechos reales. Triste.

    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!! Esta vez es solo una fantasía, pero seguramente alguien podría estar pasando por algo similar.
      Un abrazo.

      Eliminar
  27. No sé si tu relato me parece triste... más bien es esperanzador porque incluso sola y 'en ruinas' la protagonista todavía sabe soñar. Me ha gustado mucho.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una buena visión Dorotea, no está nada mal. Un beso.

      Eliminar
  28. Un precioso relato lleno de nostalgia pero impregnado con la esperanza de que, donde sea, vuelva a encontrarse con su compañero de vida.
    Cuántas personas viven lo mismo que tu tan bellamente nos describes.

    Besitos.

    P.D: he visto tu propuesta y me encantaría sumarme pero, por el poquísimo tiempo del que dispongo, me temo que alguna semana no podría cumplir.
    Me mantengo cerca siguiendo a quienes participáis y mordida por la envidia de no estar ahí.
    Más besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Belén muchas gracias por tu comentario, con respecto a la propuesta podes sumarte cuando quieras, no hace falta que sea todas las semanas, te espero es un placer que te sumes.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  29. Y SOMOS TUS SEGUIDORES 201. COMO MOLAAAAA!!! SIEMPRE NOS GUSTÓ MARCAR LA DIFERENCIA Y EL 201 ES EL PASO A LLEGAR A LOS 300. UN SALUDO.

    EL EQUIPO DE ACOMPÁÑAME

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!! Es verdad, bienvenidosssssssss!!!! que linda noticia me dan!!! Ahora voy a preparar una entrada para festejar!!! Besitos

      Eliminar
  30. Un refugio para las soledad es la imaginación y aquí lo plasma a la perfección. Vivimos con lo que soñamos cuando nuestra vida no e sal que quisiéramos. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y a veces la imaginación es lo único que queda para poder hacer más llevaderos nuestros días. Gracias por pasar. Un besote.

      Eliminar
  31. Hola Sindel, vengo del blog de Karras y si me permites me quedo por tu casita, me gusta el punto de encuentro y todo lo que en ella reflejas, unidad.

    Saludos muchos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola compañera, ahora me doy una vuelta por tu lugarcito, muchas gracias por tu visita y sos bienvenida siempre.
      Un abrazo.

      Eliminar
  32. Una historia que cala hondo, plena de detalles tiernos como tristes. Tu inspiración hace honor al regalo.(qué lindo grupo que conforman).

    saludos de María (tengo una propuesta en mi blog, si gustas...)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María, ya pasé a ver tu propuesta y me voy a unir, es muy interesante, tal vez no pueda hacerlo siempre pero lo intentaré.
      Cuando desees te podes sumar a la propuesta juevera, sería lindo.
      Un beso!!!

      Eliminar
  33. Una triste historia de amor, que demuestra que cuando el amor es verdadero no muere nunca.
    Me ha gustado mucho como lo contaste.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Jime, es así el amor es para siempre.
      Un besote.

      Eliminar
  34. Muy triste tu relato, me ha dejado un poco ploff, pero es cierto que tiene su punto de aferrarse a los recuerdos, a la ilusión, a la imaginación y hacer de ellos nuestro día a día.
    Genial como siempre!
    Un besazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amiga esta vez me puse melanco para escribir, me alegra que te haya causado emociones, creo que logré el cometido. Gracias por tus lindas palabras como siempre.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  35. Es hermosa la protagonista de tu relato, Sindel, por más que los años vayan derrumbando su entorno, ella sigue fiel a lo que más feliz la hizo, a quien más feliz la hizo, a sus sueños, a su corazón...

    Es tierno y también triste tu relato... Pero me la imagino algún día quedándose dormida mirando al mar, con una sonrisa dibujada en sus labios... y en sus ojos.

    Un abrazo Sindel.

    P.D: Gracias por visitar mi planeta, siempre eres bienvenida allí :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué lindo lo que sentiste al leerme, lo que imaginaste, me siento feliz de que lo hayas vivido así.
      Vos también sos bienvenido acá siempre, un beso!!!

      Eliminar
  36. Se siente la ensoñación de la protagonista, se siente el mar, con esa llegada de embarcaciones, hasta he sentido ese criterio selectivo. Y se siente esa nostalgia en la que queda una triste esperanza de reencuentro.
    Muy bueno. Un cariñoso abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y qué más puedo pedir? Si sentis todo eso me doy por complacida de haber escrito esto. Un abrazo enorme.

      Eliminar
  37. El agua, y cerca los barcos, ya es una imagen nostálgica, se intuye a partida. Quizás ahí, en ese irse, tu protagonista quiere seguir soñando dormida para siempre, con su Braulio por supuesto.
    Linda historia Sindel :)

    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Cecy, solamente le queda soñar hasta que pueda concretar sus deseos.
      Un beso.

      Eliminar
  38. Es gratis mirar al mar y soñar, el precio se paga luego en la soledad de tu soledad, cuando las evidencias son irreversibles y el deseo no te ayuda. Por la mañana de nuevo, otra visita a los barcos, primero los pequeños y luego los grandes hasta que la imagen de Braulio, borra las huellas pasadas y el camino te engaña de nuevo.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mejor no se puede interpretar mi relato, me gustan tanto tus comentarios, siempre expresas lo justo. Muchas gracias Alfredo, un abrazo enorme.

      Eliminar
  39. Es precioso Sindel, pero tan triste!!! Creo que la vejez acompañada de la soledad no buscada debe ser lo peor que te puede pasar en la vida si además lo unes a la miseria. Lo único bueno que tenía la viejecita eran los momentos en su imaginación que disfrutaba con su querido Braulio.
    Me gusta mucho.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Charo, solo recuerdos a los que aferrarse y soñar hasta poder hacer sus sueños realidad. Un beso enorme.

      Eliminar
  40. Aunque suene muy cursi, ese es el mar de la vida, la sal de las lágrimas, los barcos que se quedan anclados en los años vividos. Soledad azul.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cursi? A mí me suena precioso dicho con tus palabras!!!
      Un beso enorme.

      Eliminar
  41. Tanto estaciones de tren como puertos como el de la imagen logran sensibilizarnos con historias tan emotivas como la que nos cuentas. Me encantó la forma en que nos vas presentando la intimidad del personaje.
    =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Moni, es verdad estas imágenes generan cierta nostalgia para escribir. Un beso!!!

      Eliminar
  42. Has logrado con esta historia transmitirnos la soledad y el abandono en el que vive la protagonista, me gusto leerte.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias San, que bueno que mis palabras lleguen a vos.
      Un beso.

      Eliminar
  43. Hola Sindel, una historia preciosa aunque muy triste, triste hasta congelar el alma. La abuela tiene mucha soledad y el mar es quien la da un poco de calor a su nostalgia. Con los años se van yendo personas que llenan nuestras vidas. La soledad y la pobreza es por lo que nadie en este mundo deberíamos de pasar. Si ya estas solo, al menos tener lo básico para seguir en este mundo. Es lógico que quera dormir y no despertar para encontrarse con su amor.
    Muy bien escrita, me ha gustado mucho.
    Saludos y un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Isa, es una historia triste como tantas otras de soledades y nostalgias. En estos casos solamente queda soñar.
      Un abrazo enorme.

      Eliminar
  44. Qué triste llegar a cierta edad tan sola y tan desprotegida, y que bien sabes contarlo y transmitir sensaciones y sentimientos.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debe ser terrible desear dormirse y no despertar más. Muchas gracias por pasar compañera. Un beso.

      Eliminar
  45. Por ahí deambulando, para retomar el camino que el corazón necesita encontrar.¿Dónde está la verdad? Tal vez en ese momento en que nos acurrucamos para poder descansar de nuestros propios sueños.
    Precioso relato.

    besos y abrazos!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tu visita y por dejarme tu opinión.