Seguidores

miércoles, 16 de julio de 2014

Convocatoria: Este jueves un relato "Túneles"


Era de noche cuando lo detuvieron. Tenía 25 luminosos años en esos años oscuros que corrían.
Tres personas con uniforme bajaron de un auto y lo arrinconaron contra la pared, tras pedirle los documentos, lo empujaron a patadas dentro del auto. Su mochila quedó tirada en la calle.
Le explicaron de mala gana que el motivo de su detención era porque llevaba el cabello largo y tatuajes a la vista. Sin dudas era un zurdito a punto de cometer algún acto subversivo. Nunca se fijaron que entre sus papeles estaba la credencial que lo habilitaba como profesor de literatura de la universidad que estaba a unas cuadras de allí mismo.
El viaje en auto fue corto, lo peor vino después. Lo hicieron caminar por un túnel oscuro que desembocaba en un cuarto a media luz donde había toda serie de elementos de tortura. Luego de esposarlo a la camilla metálica, lo raparon a navaja, y lo sometieron a toda clase de vejaciones. Le pedían que hable, pero nunca habló porque no sabía nada.
Perdió el conocimiento a las pocas horas, lo último que escuchó antes de eso fue la orden de que lo siguieran torturando hasta que cantara.
Cuando se despertó estaba caminando sonámbulo por un túnel igual al que había transitado antes. Sonrió pensando que había logrado escaparse, su cuerpo ya no estaba dolorido pero su mente aún tenía grabadas las torturas recibidas.  Puso la mente en blanco y aceleró el paso. Corrió y corrió sin mirar atrás. Cuando llegó al final del túnel se dio cuenta de todo.  Quiso retroceder, pero era tarde. La luz brillante que se desplegaba ante sus ojos lo envolvió y lo elevó más allá de la paz.

Sindel Avefenix

Más túneles en lo de: CHARO - ¿Quieres que te cuente?

¡Gracias Charo!

42 comentarios:

  1. El poder de los estereotipos es terrible.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hubo épocas en las que ser diferente era un acto de subversión. Por suerte terminaron. Un beso.

      Eliminar
  2. amiga Sindel, tu historia es estremecedora!!!!

    ResponderEliminar
  3. Un relato realmente espeluznante. Los estereotipos negativos son una enfermedad social. Pobre chico!
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y fueron tantos!!! Pero ahora hay que mirar adelante y que nunca más pase algo así!
      Un beso.

      Eliminar
  4. Al menos al final de ese túnel lo esperaba una luz de paz que compensaría el infierno que antes vivió. Terrible relato que se enlaza con nuestro doloroso pasado reciente.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es un final ideal, pero al menos pudo salir del infierno. No sé por qué se me dio por escribir sobre esto.
      Un beso =)

      Eliminar
  5. Afortunadamente ya no sucede, eso se queda para las películas, pero los has relatado tan bien que parecía que lo estaba viviendo. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Afortunadamente Ester, pero aún quedan las heridas y las personas que jamás volvieron a su hogar. Al menos por acá todavía se sienten las ausencias, y las consecuencias de las barbaries cometidas.
      Un beso.

      Eliminar
  6. Santo Dios Sindel: Osea que el verdadero martirio le esperaba al final del túnel. Contravienes todas las leyes de la lógica, que siempre nos dicen que al final del tunel está la libertad, la felicidadla salud.... enfín ya sabes
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, en realidad al final del túnel lo espera la paz. Tal vez no supe expresarlo bien.
      Un beso.

      Eliminar
  7. Un relato rotundo y bien llevado, que nos habla de una realidad social...La apariencia física puede llevarnos a un juicio erróneo, en este caso acabó en pura tragedia...Nunca podemos juzgar a los demás por su apariencia, hay que profundizar y saber su verdadera historia, sus costumbres y circinstancias...Mi felicitación y mi abrazo grande por tu buen hacer, Sindel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hubo una época por aquí donde cualquier cosa que fuera diferente era motivo para que desaparezcas. Mejor no recordar esas etapas de dolor. Pero tampoco hemos de negar que sucedió.
      Gracias por tus palabras. Un beso enorme.

      Eliminar
  8. Algo similar nos pasó a un grupo que estudiábamos BBAA cuando nos reíamos en la calle mirando en círculo la perspectiva de una cajetilla de tabaco (una broma de estudiantes)... la policiía nos pidió la documentación por estar allí reunidos riéndonos de nada. La mayoría íbamos con las batas de pintar sucias y nuestro aspecto no tenía nada de particular para las personas que vivían frente a la escuela de bellas artes. Los muy animales descargaron contra nosotros porque ninguno llevaba documentos encima. Era la hora del café.

    Un beso. Ya tengo mi tiempo-tunel colgado.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es terrible que algo así pudiera pasar, pero sucedió. Y ahora que me contas que lo viviste de cerca me da más escalofríos.
      Ahora paso a leerte. Un beso!

      Eliminar
  9. Una historia cruel, como tantas otras que se vivirían en la guerra, gente inocente analizada hasta la muerte.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un método bastante ineficiente ya que las víctimas en su dolor daban datos que no existían o nombres que no correspondían para que los dejaran de torturar.
      Un besote.

      Eliminar
  10. Por desgracia esa es una cruda realidad y muchos terminan de esta misma manera.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por suerte por acá ha finalizado ese período de crueldad y barbarie, pero en algunos lugares del mundo aún sigue existiendo.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  11. Dios mío ! Me has puesto los pelos de punta! Es un relato duro y estremecedor e impecable en su composición , te felicito . Lo triste es que hechos así habrán ocurrido en infinidad de ocasiones. Un beso y muchas gracias por participar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a vos Charo, hay casos en los cuales la realidad supera la ficción, creo que fui bastante suave en relatar los hechos, la realidad es mucho peor.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  12. Muy real porque seguro que ha pasado miles de veces, te detienen por no ser y tener el aspecto que ellos consideran adecuado. La tortura le llevó a la muerte liberadora, el final del túnel donde ya todo es paz.

    Un beso amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces las apariencias engañan, lo vivo en carne propia muchas veces por tener tatuajes y escuchar heavy metal muchos me caratulan de cualquier manera. Y en realidad mi interior es lo que todos ustedes conocen.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  13. Cuando desaprensivos tenían el poder absoluto...ley de vagos y maleantes, de peligrosidad social...conceptos vagos políticamente utilizados contra "los zurditos"...espeluznante...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué buenas palabras, tienen toda la carga emocional que merece mi relato. Gracias!
      Un beso.

      Eliminar
  14. Ser diferente a lo que se supone que es lo normal, sigue siendo un estigma. La crueldad sigue y no importa que el tiempo pase. Muy bien narrado Sindel, nos acercas al sentir de los personajes.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias San, en esas épocas ser diferente tenía un precio muy alto a pagar, por suerte ahora está todo más tranquilo, y los diferentes podemos respirar aire fresco.
      Beso enorme.

      Eliminar
  15. Un relato difícil de escribir amiga Sindel. El ser humano, el único lobo para otro ser humano. Gracias por refrescarnos la memoria y así evitar que nos anestesiemos frente a la injusticia y la barbarie. Al principio creí que la mochila, que se queda allí tirada, volvería a aparecer al final del relato. De algún modo sí que aparecería ya que la paz para él seguramente fueran sus clases de literatura, sus alumnos, sus compañeros...

    Sindel, te mando un beso grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Alfredo, lo de la mochila es porque es lo único que queda de él, en esa época los fallecidos en las torturas eran desaparecidos del mundo, nunca se encontraron muchos de ellos aún están sin aparecer.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  16. El destino que nos juega una mala pasada, por lo menos pudo alcanzar la paz en esa luz del final del tunel, seguro que lo necesitaba ya después de tanto sufrimiento. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un destino que no se busca, sino que es dictaminado por un grupo de malandras que tienen poder y lo utilizan para hacer el mal.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  17. Terrible relato, más si pensamos que se encuentra muy lejos de ser ficción.
    Genial como siempre!
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es preciosa, a veces la realidad supera la ficción y este es uno de los tantos casos que sucedieron en esa época.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  18. Wauuuu siempre igual,
    http://bolboretalaberintocaotico.blogspot.com.es/

    dentro de tress semanas volveré
    besotes grandes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tramos, te espero a la vuelta! Besos =)

      Eliminar
  19. Esas cosas siguen pasando a diario en muchos lugares del mundo.Se persigue al diferente por el simple hecho de serlo. Se persigue en ocasiones hasta llevarlo más allá de la puerta, a esa luz que garantiza el no retorno.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lamentable pero real Pepe, una pena que aún pasen estas en un mundo supuestamente "civilizado" como lo suelen llamar.
      Un abrazo!

      Eliminar
  20. Un destino cruel, nada es como debería, a los torturadores se les va la mano y para el torturado una muerte absurda
    Buen relato, buen clima narrativo!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola preciosa, que gusto verte por acá!
      Gracias por pasar y por tus palabras tan ciertas.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  21. https://www.facebook.com/pages/Podemos/269212336568846

    ¿por qué este link? por que PODEMOS es un partido nuevo que está metiendo el miedo en el cuerpo a los grandes partidos de españa y su líder es pablo iglesias...clica en google y sabrás ..y verás qué aspecto tiene este tal pablo iglesias. quizá se parezca al de tu relato.
    medio beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Genial Gus, ahora paso a verlo, un beso!

      Eliminar

Muchas gracias por tu visita y por dejarme tu opinión.