Seguidores

miércoles, 10 de septiembre de 2014

Convocatoria: Este jueves un relato "No te vayas a quedar de piedra, ni de piña..."

Este jueves nos vamos a la casa de: Dorotea - LAZOS Y RAÍCES, quien nos propuso escribir un monólogo, o una charla inspirando nuestras letras en alguna de las fotos que ella ha tomado y nos envió.
A mí me ha tocado esta y me ha costado mucho, pero al final esto es lo que ha salido.





Disculpa, sé que vine a invadirte, pero aquí me han puesto sobre tu superficie y espero que sea mi destino final. Tendré con quien charlar y voy a poder descansar hasta el próximo verano.
Este año han venido muchos turistas, he sido la mascota inmóvil de un niño durante días. Me llevaba en su bolsillo de aquí para allá. Conocí lugares nuevos, juegos nuevos, comidas nuevas. ¡Qué raros son los humanos! Menos mal que cuando se fueron, la mamá del niño me descartó de todas las cosas que habían recolectado para llevarse a la ciudad. Sinceramente no creo que me hubiera gustado ser un adorno más en la frutera ornamental de su casa. Así que cuando salí disparada de su maleta, más allá del golpe que me dí, me sentí dichosa de volver a ser libre.
Después de unos días de paz llegó esa otra familia. Primero me ignoraron, pero no tardó mucho en recogerme aquella mujer que ahora me ha acomodado acá . Ella me trató bien, al principio me puso junto a otras piñas y piedras hermosas. Fueron días de risas, de amistades nuevas, de charlas. 
Me hubiera encantado quedarme así, pero esta mañana cuando hacían sus bolsos para partir, la mujer volvió a colocar  a cada uno en su lugar, menos a mí que me ha puesto aquí.
¡Ahí viene! ¿La puedes ver? ¡Tiene una cámara en su mano y nos está apuntando! 
Bueno amiga piedra, será mejor que nos quedemos quietos para salir bien en la fotografía. Seguramente en unos días seremos famosos en eso que llaman facebook y si tenemos suerte quizás hasta nos etiquetan. 
En fin, la mujer ya se ha ido con nuestra fotografía y sin devolverme a mi espacio, creo que intuyó que aquí sobre tu lisura me iba a sentir mejor. Y es verdad, aunque ahora estás muy callada, espero que te animes a contarme de vos. Nos espera un largo tiempo hasta que algún viento, o alguna mano me vuelva a dar otro destino.

Sindel Avefénix






Todos los textos que están expuestos en este blog son propiedad intelectual de mi persona y están registrados bajo el nombre Sindel Avefénix. Salvo menciones expresas de otros autores.

52 comentarios:

  1. Uy, me dejas con una mala conciencia... yo solo pensando en la foto en lugar de llevar a la piña a mi pinar y soltarla por el suelo donde la encontré en su momento. Y eso que me tomo por ecologista. Gracias por participar con este simpático monólogo piñero. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja es el pensamiento de la piña, igual salió beneficiada, al menos no estará tan sola por un buen tiempo.
      Gracias por tu original propuesta. Un beso!

      Eliminar
  2. Que ingenioso lo de pedirle a una piedra que se quede quieta para la foto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! Es un juego de palabras! Un abrazo!

      Eliminar
  3. entretenido y con humor e imaginación Sindel!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Lao, me costó bastante a decir verdad! Un abrazo.

      Eliminar
  4. Aplausos, Sindel!
    Verdad es, te toco una foto difícil de musa. Pero a ti mi querida Sindel, no hay roca ni pi ña que se resista a tu imaginación. Es un gusto leerte.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Yessy! La verdad esta vez me costó buscarle una historia, pero salió.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  5. Excelente!...has logrado sortear el desafío con elegancia, originalidad y un claro gesto creativo. Te felicito! Ha sido un placer leerte.
    =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Moni! Me encantó tu comentario tan lindo!
      Un beso.

      Eliminar
  6. Qué original, ya no volveré a ver a las piedras de la misma forma
    Abrazos, Sindel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja gracias Verónica! De todo se puede hacer un personaje! Besotes.

      Eliminar
  7. Me encanta cómo has dotado a esa piña de voz y de sentimientos, de pensamientos y esperanzas y también esa crítica implícita de cómo los humanos usamos a personas y objetos mientras nos apetece y luego los abandonamos a su suerte cuando dejan de hacernos gracia, o de sernos útiles.

    Muy buen relato

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Narci, así somos los humanos. A veces no nos damos cuenta de que podemos ocasionar daño y está bien, se puede pasar. Pero a veces lo hacen con intención y ahí si que no lo tolero.
      Un beso.

      Eliminar
  8. Es extraordinario, lo que cuentas ocurre, yo tengo la costumbre de coger piedritas, algunas me las llevo y otras se quedan luego en el hotel, la próxima vez me acordaré de ti. Cuando se hace el Camino de Santiago hay un lugar donde se deja una piedra que se ha recogido antes y se cambia por una de las que han dejado otros peregrinos.
    Un abrazo y gracias por el frasquito de perfume.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encantó esa historia del intercambio de piedras, no lo sabía.
      A veces lo hacemos sin darnos cuenta, pero esto es tan solo un relato.
      Un beso.

      Eliminar
  9. Real como la vida misma, vamos rodando de lugar en lugar. Muy interesante Sindel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y cada tanto vamos cambiando nuestro destino. Gracias Tracy, un beso!

      Eliminar
  10. Genial monólogo el de la piña, Sindel; me encantó amiga. Enhorabuena y besos.

    ResponderEliminar
  11. Un gran relato que nos hace pensar en lo que a veces realizamos cuando nos vamos de salidas y queremos llevarnos un recuerdo.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad es solamente un relato, la vida mirada desde el otro lado. Un beso enorme.

      Eliminar
  12. Narras un periodo de vida de una piedra, sin capacidad de moverse por sí misma, pero disfrutando y saboreando los momentos que se le presentan. Me deja una sonrisa en los labios, muy maja esa bonita piedra.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Juan Carlos, un poco de vida para un ser tan estático, quién sabe quizás a partir de ahora las miremos diferente.
      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Qué genial! Y no estaba errada la piña, hoy no solo la vemos con admiración que causa ese momento captado por la fotógrafa, sino que una escritora, le ha puesto voz a sus pensamientos. Me ha encantado Sindel!
    Besos!
    Gaby*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos los compañeros de este jueves han hecho un estupendo trabajo, fue una experiencia genial tener que ponerle voz a estas fotos. Lo disfruté mucho.
      Gracias por pasar preciosa! Un beso enorme.

      Eliminar
  14. Hacen buena pareja la piedra y la piña. Es en el mejor sitio que puede estar. Una pena lo del niño, la madre no le vió utilidad; pero a veces no hace falta esa utilidad, le gustaba y ya está.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, pero por lo menos siguió siendo libre en su lugar, sino quién sabe dónde terminaría.
      Gracias por pasar Carmen, un beso.

      Eliminar
  15. "Te pasate Sindel". Te quedó genial!
    Le diste una vida muy interesante a estos "seres" que por un rato, estuvieron bien vivos.

    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias amiga! Me costó bastante, mis musas andan de gira y vienen muy poco por aquí.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  16. Pues mira tu que a mi me gusta mirar las piedras y desde ahora las miraré de otra mejor forma...
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja bueno creo que todos después de esta propuesta las miraremos de otra forma.
      Un beso!

      Eliminar
  17. Original el regalo, muy chistozo. Soy parecida a Inma me encantan las piedas, todas tienen una historia interesante.

    Siempre es un lujo venir a tu blog.
    Muchos besos Sindel

    Feliz fin de semana

    Isa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Isa! A mí también me gustan las piedras, me gusta verlas. Pero también a veces me las llevo de recuerdo.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  18. Sonríe, sonríe, que viene la de la cámara...

    PATATAAAAAA...

    Qué risa, me encantó!

    Un beso y tu café.

    ResponderEliminar
  19. Me identifiqué con todas esas personas que buscan piñas y las colocan de adorno. Desde ahora, cuando lo vuelva a hacer, recordaré tu relato tan lindo.

    Gracias por tu visita a mis haikus.
    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Karin, todos hacemos lo mismo. Es tan solo un relato, no creo que haya nada de malo en recoger esas piedras y llevarlas de recuerdo, mientras no sea para maltratarlas.
      Un beso!

      Eliminar
  20. Me resultó simpatiquísima esta piña, su buen humor y su poder de adaptación, Tu texto te dibuja una sonrisa.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias San! Me encanta hacerlos sonreir, después de tantas veces que los hago entristecer con mis relatos.
      Un besote.

      Eliminar
  21. Muy genial y simpàtico!

    Tan tierna y emotiva tu metàfora,
    que casi me quedo de piedra!,
    sino hubiese sido el encanto de la piña,
    que persuade a una piedra y al
    lector de posar juntos
    en la fantasìa de mi fb.


    Me encantò Sindel!
    con tu permiso me uno
    a tu bonito blog
    Un cordial Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Francisco! Bienvenido a mi blog, es un gusto que te quedes y pases cuando gustes.
      Gracias por tus lindas palabras! Un abrazo!

      Eliminar
  22. Bonitooooooo !!!!!! Se nota que tienes mucha imaginacion para escribir tus relatos. Aysss a mi tambien me encantan las piedras, sobre todo las que hablan jejeje

    Un beso Sindel
    Céline

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja bueno esas sí que son raras no?
      Gracias por pasar Celine!
      Un beso!

      Eliminar
  23. Muy original! Una historia verídica y a decir verdad la piña y la piedra son muy fotogénicas y buenas musas.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Han salido bonito en la foto! Es que se han quedado bien quietas jaja
      Besotes.

      Eliminar
  24. Muy bueno, la mujer de la cámara la dejó bien situada y ahora tú le has puesto voz y todos sabemos que esa piña está contenta y la piedra en breve se hará amiga suya porque es una piña muy simpática.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja me encantó tu comentario Leonor, ojalá se hagan amigas! Un beso!

      Eliminar
  25. Así es la vida de las piñas... Ahora aquí, mañana allí. Ahora sobre una piedra, mañana en un frutero. O el más difícil todavía, pasado mañana en una página de Facebook, encabezando un original titular: "Pareja de heterodoxos seres intercambiando vivencias en el bosque" y a continuación miles de "Me gusta"
    Como los miles que te dejo por el cuentito.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Alfredo! Me encantó tu comentario!
      Un abrazo.

      Eliminar
  26. Ya estoy de vuelta jejejeje, bueno de momento hoy porque ultimamente cuando he tratado de venir a visitar blogs, luego algo pasa y necesito tomarme de nuevo un respiro, pero bueno por hoy estoy aquí.

    Vaya, cualquiera diría que fuiste capaz de convertirte en ella por un instante y vivir sus aventuras y sentir lo que sentía. Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola preciosa! Qué gusto saber de vos! Gracias por pasar y tu lindo comentario.
      Un besote.

      Eliminar

Muchas gracias por tu visita y por dejarme tu opinión.