Seguidores

miércoles, 7 de agosto de 2019

Este jueves un relato "Así empezó todo"


Después de mucho tiempo de estar ausente, este jueves vuelvo para acompañar a Teresa en esta convocatoria. 
Un poco falta de musas, pero con muchas ganas de participar, acá dejo lo que ha salido.





Todo empezó con ese regalo de cumpleaños tan particular y  tan deseado por una niña, mezcla de chiquilla y pre adolescente. 
La intuición  le decía que era algo lindo. Entonces abrió el paquete y lo primero que percibió fue el aroma a cuero impregnando sus sentidos. Pensó que era un libro, pero al sacarlo definitivamente de su embalaje comprendió que se trataba de un diario íntimo. Era perfecto, tenía unas llamativas tapas rojo intenso con dibujos labrados en negro que sobresalían victoriosos de su plana textura y le daban volumen a la portada. 
Sus dedos, ansiosos, trataron de abrirlo para contemplar la blancura de sus páginas, pero un candado, dorado y tan vulnerable como su inocencia, sellaba la apertura. 
Rebuscó en el embalaje y encontró, por fin, dos llaves iguales atadas con un cordón. Separó una y la colocó en el candado. El diario, ya entregado a quien sería siempre su dueña, se abrió de par en par para ser conquistado por  la magia de un mundo de tinta y letras.
A partir de ese momento las palabras comenzaron a jugar y fueron completando los espacios en blanco de cada página. Primero fueron frases sueltas, descripciones cotidianas de sus días. Después comenzaron a tomar forma de poemas, a veces cuentos, otras confesiones. Siempre escritas como un ritual, en las penumbras nocturnas, bajo la luz de una luna que hacía de musa y cómplice, tanto de ella como de su pluma. 
Nunca le contó a nadie que durante muchos anocheceres había creado un universo de pensamientos, un libro escrito de rimas y prosas poéticas. Tanto lo ocultó, por miedo a que se rieran, que hasta ella misma se olvidó de haberlo hecho.  
Muchos años después de aquellos días, visitando a sus padres y ya dedicada a su profesión que nada tenía que ver con las letras,  la rueda de la vida la llevó a encontrar el diario en un cajón olvidado de su vieja casa natal. Estaba cerrado, tal como lo había dejado, pero esta vez el candado cansado y oxidado se abrió sin dificultad ni necesidad de llave a su antigua dueña.  Ante sus ojos de adulta se desplegaron, sueltas y amarillas, una inmensidad de páginas escritas.  Todas eran el reflejo de lo que había sido y soñado. Otro futuro tan distinto  fluyendo en esencia y sentir. 
Se miró en el espejo de la cómoda  que estaba justo frente a ella. Era tan distinta y lejana de lo que estaba leyendo que entendió que toda su vida había vivido equivocada por cumplir sueños ajenos.
Definitivamente en esas páginas estaba lo que siempre había sido y querido ser. Era hora de cumplir los propios sueños.
 Sindel Avefenix

Para leer más comienzos ir a lo de  Teresa - Puntos Suspensivos

Gracias, Tere




Todos los textos que están expuestos en este blog son propiedad intelectual de mi persona y están registrados bajo el nombre Sindel Avefénix. Salvo menciones expresas de otros autores.

27 comentarios:

  1. Muy buenas!! una alegría reencontrar tus letras, espero que tu protagonista encuentre sus sueños y rehaga su vida y que tu seas feliz. Abrazos de colores

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, reina! Estoy de pasadita nomás, gracias por estar! Beso enorme

      Eliminar
  2. Alegría de leerte y disfrutar con tus escritos.
    Un abrazo fuerte, amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, linda! Que placer vover a encontrarte! besos

      Eliminar
  3. Lo primero, muchas gracias por acompañarme, sé muy bien que estás súper ocupada y por eso te lo agradezco y lo valoro mucho más. La vida hace que tengamos no que olvidar pero sí que posponer nuestros sueños, en muchas ocasiones, pero el tiempo pone todo en su lugar. Nunca tenemos que abandonar aquello que nos apasiona, hay que luchar por ello, aunque no es fácil.
    Un besazo, preciosa, te quiero mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, reina! No podía faltar, quise estar presente en tu regreso! Fue un gusto volver a escribir despues de tanto tiempo sin hacerlo! beso enorme

      Eliminar
  4. A vez los sueños de la niñez nos hace replantearnos los sueños del futuro. Un relato precioso. Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  6. Cuántos sueños vamos dejando atras siguiendo los avatares de una vida mostrada, esa que casi nunca es la que soñábamos de niños. Que bonito final Sindel, la conciencia de lo equivocados que mchas veces estamos. Me ha gustado mucho.
    Como me ha gustado volver a juntarnos en este jueves y leernos. Hacía ya demasiado tiempo.

    Un beso enorme, Sindel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, José Vte. Celebro esta idea de volver a juntarnos tanto como vos, qué placer leer sus comentarios, sus textos! Cuánto los extrañoooo!!! Un abrazo enorme

      Eliminar
  7. Hola Teresa. Bienvenida de nuevo. Agradecida por coger el timón y conducirnos en este jueves. No estaba segura de poder participar, aún estamos de vacaciones y no siempre puedo abrir el ordenador, pero aquí estoy...

    Te dejo mi enlace:

    https://franconetti-aula-abierta.blogspot.com

    ResponderEliminar
  8. Que alegria reencontrarte por aquí! Me has hecho pensar en un diario que conservo de mi adolescencia, por suerte no tengo ese sentimiento de vivir una vida ajena a mi. Suerte del diario de la protagonista que supo mostrarle su autentico camino. Muy bueno, besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Yo también tgo un diario y es muy parecido al del relato, yo siempre trato también dw ser fiel a mi esencia! Besos

      Eliminar
  9. Que fortuna la tuya Sindel, al volver a retomar el pasado de manos de esos escritos que dejan de ti misma tantos afanes...acaso fantasías y sueños que por un instante han llenado tu vida o forjado en ella todo un sentido mágico, siendo la luna un testigo...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras! Nunca es tarde para retomar los sueños! Un abrazo

      Eliminar
  10. Qué bueno volver a leer tus historias tan llenas de sentimientos y de poesía. Tu historia nos muestra que siempre es un buen momento para empezar algo que se dejó olvidado, y que a lo largo de la vida puede haber tantos inicios como queramos.
    Me ha encantado que nos hayamos reencontrado en la convocatoria de Tere todos los que por unas u otras razones estamos un poco apartados de los “jueves”. Fue una época muy intensa la que vivimos!
    Un abrazo enorme!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, linda! Yo también estoy super feliz de habernos reunido acá! Ojalá se repita pronto ya que los wcho mucho de menos! Beso enorme

      Eliminar
  11. Dos regresos en este jueves. Teresa Oteo volvió como anfitriona, con una interesante propuesta, vos volviste a escribir. Un interesante relato, sobre el comienzo de escribir, a tener un mundo de pensamientos, y el comienzo de ese sueño.
    Que bien contado.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por venir a leerme! Siempre es un gusto escribir para ustedes! Un abrazo

      Eliminar
  12. Nunca es tarde para hacer o ser lo que en realidad una persona quiera. Digo yo, que cada cual viva su vida y haga sus cosas y no la que otros (padres, pareja,...)de deleguen.
    Bien por ella, que lo tuvo claro gracias a los sus sueños y expectativas recogidas en su diario.

    Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es exacto lo que yo pienso, pero a veces para comprender tienen q pasar cosas! Beso y gracias por pasar

      Eliminar
  13. Excelente,me sueno a una historia que conozco,mis felicitaciones,a vivir tú propio sueño.

    ResponderEliminar
  14. Gracias que gusto es recibir un comentario tuyo.
    Me gusta que te haya gustado

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tu visita y por dejarme tu opinión.