Seguidores

miércoles, 18 de enero de 2012

Convocatoria: Este jueves un relato "Un relato desde el corazón"




La decisión.

Miró el frasco de pastillas por última vez. Estaba seguro de que serían suficientes.
Las molió una por una hasta convertirlas en polvo y las guardó dentro de un sobre en su bolsillo.
Llegó al hospital temprano y fue directo a la Unidad Coronaria.
Pidió permiso a los médicos para pasar fuera del horario de visitas y entró a verla.
La besó en la frente y salió.
A las pocas horas lo encontraron muerto en una banca situada en el pasillo que daba a la habitación donde había estado  de visita antes.
En la mano tenía una carta que decía:
“Mi querida esposa y amor de mi vida:
Viendo que nos quedan pocas horas para poder salvarte y que el corazón para el transplante no llegó, tomé esta decisión.
No te enojes por lo que hago, pero mi vida sin vos sería la muerte misma, así que, sintiendo plenamente que desde el día en que te conocí mi corazón te pertenecía, llegó la hora de entregártelo.
No llores, porque ahora que mi corazón va a estar dentro de ti, tengo la felicidad absoluta de saber que vamos a estar juntos, como lo juré ante Dios, hasta que la muerte nos separe.
Nos reencontramos en unas horas, cuando despiertes, en nuestro primer latido.
Te amo.
Julián”

Más relatos desde el corazón el lo de: María José

25 comentarios:

  1. Bien. Después de leerme tu relato de un tirón, tengo que respirar hondo. Siempre al amor habitando como amo y señor ese músculo llamado CORAZON. Desde qué otro lugar se podrá escribir, Sindel?

    Tu, siempre los harás desde ahí, sin duda.
    Un fuertísimo beso en este comienzo juevero.

    ResponderEliminar
  2. Quiero que sepas que me has emocionado tremendamente, he tenido que respirar hondo para evitar las lagrimas. Soy romántica de nacimiento, y pese a todo.... creo en el amor. Y pienso que este te salió del corazón, que por cierto, aunque hace poco que te conozco, puedo asegurar que es muy hermoso, relatos así no salen de uno que no lo sea.
    Besitos desde mi corazón al tuyo.

    ResponderEliminar
  3. La generosidad llevada al extremo, siempre juntos unidos por un solo corazón. Un relato lleno de amor.
    Besos Sindel.

    ResponderEliminar
  4. Esa ofrenda de amor no tienen comparación, ni medida. Amor puro en su mejor estado emotivo.

    un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Mira, acabo de venir de la casa de Gus, y allí se paró un ascensor que traía un corazón para trasplantar, vaya, no sabía que era para este relato, y que ese accidente haya provocado esta decisión tan descorazonadora, con corazón incluido.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Ayyy Sindel ¿y si llega en último momento un corazón para ella?

    Emocionante relato de dos corazones que no podrían latir separados ni solos. Amor hasta la última gota de sangre.
    Varios relatos he leído que trancurren en quirofanos o en hospitales, como dice Encarni, tal vez el corazón que menciona GUS iba en ese ancensor para ella, nunca lo sabremos.

    Besito de corazón.

    ResponderEliminar
  7. Daría la vida por ti, una frase tópica llevaba a la práctica.

    Y así te amaré, hasta que la muerte nos una. Ningún dios hacía falta, sin él la hubiese amado igual; no hacían falta promesas, estas son fáciles de incumplir.

    Beso.

    ResponderEliminar
  8. El corazón tiene razones que la razón no entiende. Este refrán cobra su verdadera dimensión en tu relato. Dar la vida por la persona amada es la mejor prueba de amor y generosidad que pueda darse.
    Magnífica idea, muy bien planteada y mejor resuelta.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Madre mía!!! me he quedado sin palabras y casi llorando.
    Me quito el sombrero. Impresionante.
    Besosssssssssss

    ResponderEliminar
  10. Precioso gesto. ¿Quien es capaz de hacer esto? Mucho la tendría que querer.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Quizás ella pueda vivir con su corazón pero ¿podrá vivir sin él a su lado?¿sin que le coja la mano cuando salga de la anestesia? es maravilloso que te quieran de esa manera pero no quiero que me quieran hasta ese punto. Bonita y enternecedora historia desde el corazón.
    Un besillo.

    ResponderEliminar
  12. Woooooo!!!!, yo creo que el mio se me ha parado mientras lo leía y se ha vuelto loco con el final!!! y que final!!! "en nuestro primer latido", Dios que bonito!, me ha encantado tu relato Sindel, miles de besosssssssssssssss

    ResponderEliminar
  13. Como la amaba... espero que se encontraran.

    Es difícil encontrar a alguien que te quiera, pero como tu quieres que te quieran, eso ya es pá morir.

    Que privilegio para la persona que tu quieras.

    Besos sistolicos

    ResponderEliminar
  14. ¿Un acto de generosidad extrema? ¿Un acto de cobardia ante la soledad?, en cualquier caso muy bien plasmada la situacion de indefensión.
    Un beso

    ResponderEliminar
  15. Madre mía. Muy romántico relato, llega la fusión de ambos al punto que el corazón de él late en el cuerpo de ella.
    Y sentirse juntos.
    Me dejas tema para reflexionar.
    Besos.

    ResponderEliminar
  16. El corazón ya era de ella, como él dice, un acto de entrega y amor absoluta, una síntesis que tiene por reunión el corazón. Cuanta valoración tenemos de él verdad?
    Magnifico y conmovedor relato Sindel, te mando un gran beso en esta convocatoria de jueves de corazón!!

    ResponderEliminar
  17. aaayysss !!!!
    que hermoso me ha emocionado completamente...

    ResponderEliminar
  18. "Nos reencontramos en unas horas, cuando despiertes, en nuestro primer latido.
    Te amo."
    joderse y rejoderse, sindel...yo no creo que se pueda decir mejor , con mejores palabras este final... NOS ENCONTRAMOS EN UNA HORA...Y ENCIMA...EN-EL-PRI-MER-LA-TI-DO¡¡¡ todos los demás serán de un encuentro continuo...todos los demás serán dos latidos en uno...ay que joderse la preciosidad de este finall..
    medio beso casi sin latido.

    ResponderEliminar
  19. De piedra, corto y contundente.
    Discutible, por supuesto, pero eso sólo le afecta al contenido.
    El continete es un relato, duro, firme y estremecedor, y eso... no es nada fácil.

    Besos

    ResponderEliminar
  20. No puedo dejar de emocionarme al leer sus comentarios queridos compañeros jueveros. Me place que mi relato les haya llegado, los haya conmovido y hasta emocionado.
    Muchas gracias por estar siempre, por leerme y dejarme esa palabras que alimentan mis deseos de continuar escribiendo.
    Abrazos a todos.

    ResponderEliminar
  21. Un relato brutal.
    Enhorabuenas.
    Gracias por tu visita a mi blog.
    Besos.

    ResponderEliminar
  22. Es un acto de amor desesperado, me ha parecido intenso, duro y a la vez precioso detalle de amor

    Besos

    ResponderEliminar
  23. Que relato!!!
    Tengo que confesar que me han saltado unas lagrimas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tu visita y por dejarme tu opinión.