Seguidores

miércoles, 31 de diciembre de 2014

Convocatoria: Este jueves un relato "Ese oscuro objeto de deseo"




Mauricio le avisó temprano que esa noche iría a cenar con Betty, su secretaria. Era la última noche del año y la chica ya no tenía familia en la ciudad, por lo que le daba pena dejar que pasará las fiestas sola en su apartamento. Inés le dijo que no había problema, de hecho le gustaba la idea de volver a ver a Betty y poder observarla junto a su esposo. Hacía unos meses que había empezado a estar tremendamente celosa de la relación que ambos tenían, no podía diferenciar si era por los años que habían trabajado juntos o porque entre ellos había intimidad. De todos modos esa noche esperaba confirmar una cosa o la otra.
Preparó todo, aseó la casa, cocinó y cuando caía la tarde comenzó a arreglarse para estar más linda que nunca. Quería impresionar a Betty, que la viera bien. 
Cuando bajó a la sala, ellos ya habían llegado. Tomaban una copa de brandy junto al hogar. Se los veía demasiado cercanos. Betty estaba radiante, con su cabello rubio ensortijado y un vestido rojo que le marcaba todas las curvas.
Como pudo disimuló sus nervios, los saludó y los invitó a pasar al comedor para comenzar con la cena. Betty le comentó lo elegante y bella que se veía,  Inés se sintió más que feliz por ese halago. Su marido ni siquiera lo había notado, pero eso ya no la dañaba.
A medida que pasaba la noche Inés iba confirmando lo que sospechaba. La idea de que Mauricio tuviera intimidad con su secretaria la carcomía de envidia.
Después del brindis Betty adujo estar muy cansada, para ella había sido un día intenso de trabajo, así que Mauricio se ofreció a llevarla a su casa. Ella primero se negó, pero ante la insistencia aceptó la oferta y se fueron juntos.
Inés recogió los platos, pero no los lavó. No tenía ganas de nada, sentía que su corazón se desintegraba de angustia y decepción. Subió directo a su cuarto, se sacó la ropa y abrió la ducha con agua fría. Se metió sin respirar bajo el agua, dejándola correr para enfriarse de tan mal momento antes de que llegará Mauricio. No pensaba decir nada de lo que había descubierto, no quería correr el riesgo de que su marido tomará la decisión de dejarla, se fuera lejos con su secretaria y no pudiera verlos más.
Mientras se enjuagaba el cabello pensaba sin parar, no podía entender como esa hermosa mujer, sensual, joven e inteligente había elegido acostarse con el insulso de su marido, pudiendo elegirla a ella.
Sindel Avefénix

Más oscuros objetos de deseo en lo de: Charo - ¿Quieres que te cuente?

¡¡¡Muchas gracias Charo!!!

Todos los textos que están expuestos en este blog son propiedad intelectual de mi persona y están registrados bajo el nombre Sindel Avefénix. Salvo menciones expresas de otros autores.

46 comentarios:

  1. jajaja...inesperado final que le da una vuelta de tuerca al clásico cuento de la esposa celosa y traicionada!
    =D

    Un abrazo, Kari!...te deseo lo mejor para este nuevo año que ya comienza!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Moni, me alegro de haberte sorprendido!
      Mis mejores deseos para vos también en este 2015 que estamos estrenando.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  2. Tu historia me da un poco de envidia. Está muy bien escrita.
    Y sospechaba que derivaba por ahí, por eso de que Ines le gustara ver a Betty. Además los celos parecían ser no convencionales.
    Da la impresión de que no ha perdido las esperanzas de conquistarla.

    ResponderEliminar
  3. Respuestas
    1. Gracias igualmente para vos! Un abrazo!

      Eliminar
  4. Sorpresa!!!, muy bien escrito y un final inesperado.

    Feliz año nuevo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Brillante final, para una muy bien hilvanada historia de deseos. Enhorabuena, feliz año 2015 y un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Juan! Me encanta saber que te gustó el final! Un abrazo y lo mejor para vos en este 2015!

      Eliminar
  6. Un final de lo más inesperado.
    Me gustó como fuiste llevando la trama.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bueno Carmen que te gustó! Gracias!
      Un beso enorme.

      Eliminar
  7. Me había sonado raro el "verlos" en plural, y en el final entendí. Excelente!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Luciano, voy dando algunas pistas, pero al final se aclara todo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Ja ja , la verdad es que no me esperaba el desenlace y es que los deseos de algunas personas son insospechados.
    Gracias por participar y feliz año nuevo!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja demasiado oscuros, y escondidos, pero a veces están ahí latiendo.
      Gracias Charo! Un beso!

      Eliminar
  9. Carina: No nos cuentas el final de tu historia tan real y normal como la vida misma.Está repitiéndose hoy en miles de hogares...Y no nos lo narras ,porque todos , o casi todos conocemos el lógico final.
    "el oscuro objeto de deseo" ,es tan potente,que a una parte importante de los humanos nos cuesta superarlo ,salvo que otra fuerza muy superior existente,pueda vencer a la poderosa tentación y valga la pena hacer el sacrificio para evitarlo.La rutina de Mauricio e Inés es el prototipo de un sin número de parejas que un día se ven sorprendidos por la aparición de Betty...El marido ni notó la hermosura la elegancia y la belleza de su mujer ,y ella no veía en él mas que un insulso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay más deseos escondidos de los que pensamos, muchas veces se callan por vergüenza o miedo, pero eso no significa que no existan.
      Gracias por tu visita Maty! Un abrazo enorme.

      Eliminar
  10. Has dado un buen golpe de efecto al final. Muy bueno.

    ResponderEliminar
  11. Un buen relato querida Sindel.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias preciosa, me alegra que te haya gustado.
      Un beso!

      Eliminar
  12. Tus finales siempre sorprenden. Un abrazo
    Hoy he publicado "Renacer"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias preciosa! Ya lo ví y me encantó! Un beso enorme.

      Eliminar
  13. Muy buena història, con el detonante de los celos como parte desiquilibrante de ese objeto de deseo. Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  14. Muy buena la historia y mejor el final.
    Besos de dosmilquince.

    ResponderEliminar
  15. En mi primer visita me encuentro con este magnífico texto tuyo.Uno va leyendo el desarrollo hasta encontrar ese final que en mi caso despertó una sonrisa por como lo has hecho, en cierto modo hasta lo considero pícaro. Felicitaciones Sindel, un gusto conocerte...Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Miguel, bienvenido! Qué suerte que te gustó mi relato, es verdad tiene una cierta picardía en ese objeto de deseo callado.
      Un abrazo y muchas gracias por tu visita.

      Eliminar
  16. Alucinante: a eso se le llama dar la vuelta a la tortilla. Doblemente, pues todos nos precipitamos (no tan rápido como creemos), con (la) otra reflexión de ella.
    ¡Muy bueno!, rompiendo esquemas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Bixen! Me alegra que te haya agradado el relato! Un abrazo!

      Eliminar
  17. Un relato bien tramado y resuelto de maravillas. Me gustó, sí señor.
    Aprovecho para desearte un 2015 lleno de alegría y amor, y que la Musa nunca te abandone.
    Un fuerte abrazo.
    HD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Humberto, muchas gracias por tus palabras! Las aprecio mucho! Muy feliz 2015 para vos, y ojalá las musas sigan tan productivas como siempre.
      Un abrazo!

      Eliminar
  18. Sorprendente final, Karina. Por un momento me he acordado del final de "con faldas y a lo loco". Betty diciendo: Ines, ¡que soy mujer! y a Ines contestando: "No importa, nadie es perfecto".
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pepe, es genial ese final que me contás, no conocía la obra pero ahora me dan ganas de verla.
      Un abrazo enorme.

      Eliminar
  19. Genial, Sindel. Excelente relato, amiga. Muy buen cominzo literariodel 2015 con tus letras.

    Abrazos y felicidades. María

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias María! Lo mismo para vos y tus musas!
      Un beso enorme.

      Eliminar
  20. Yo tampoco lo entiendo, ya que estaba super metida en el papel de me cachis en la mar estos hombres y anda que alegría, que es ella la que está enamorada.
    Bravo¡¡

    Besos muchos,

    tRamos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja todos escondemos deseos que no contamos ni decimos!
      Un beso enorme.

      Eliminar
  21. El final es sin duda lo mejor del relato y todo lo demás el camino que te lleva...el oscuro objeto de deseo es ella...me ha gustado mucho ese trueque...uno mismo (en este caso Inés) como oscuro objeto de deseo...muy bueno...
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario! Un abrazo!

      Eliminar
  22. Muy buen relato Sindel, con un muy buen final. Redondo, ameno y agil, vamos un disfrutre.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tu visita y por dejarme tu opinión.