Seguidores

miércoles, 22 de agosto de 2012

Convocatoria: Este jueves un relato en 150 palabras"Fotografía inspiradora"



Hoy María José nos invita a imaginar de la mano de esta fotografía, esto es lo que me salió en 150 palabras ni una más ni una menos :)

El último café 

El humo del café sobre la mesa del bar esfuma  la mirada de tus ojos negros que miran implacables a los míos, enrojecidos por el llanto.
Levanto la taza tratando de humedecer mis labios para sentír algo que me devuelva la calidez que me quitaron tus besos. El silencio entre nosotros se agiganta, y después de un largo momento que se hace eterno, lo rompen mis palabras.
Te pregunto por qué, desde cuándo, y cómo pudiste hacerme esto.
El café está frío como el corazón que escondes tras tu coraza. No decís nada.
Los años que vivimos se evaporan en el mismo instante en que te levantas de la silla, y te vas, sin dar una sola explicación y sin emitir ni una palabra.
Ya no quedan rastros del hombre que tanto amé.
Ya no hay humo, ni café, ni calidez.
Dos tazas vacías sellan un final que no esperaba.

Sindel Avefénix

Más relatos fotográficos en lo de: María José

41 comentarios:

  1. ... el último café que tus labios con frío....

    Te leo y escucho ese tango, e imagino la esquina de ese café (porque está en una esquina) y el farol de la vereda que ilumina tenuemente la noche mientras afuera es
    noche y llueve tanto, pero por sobre todo veo ese hombre gélido, que abandona un amor sin piedad, sin esperanza, y sin pasado, porque lo acaba de romper.

    Todo eso y mucho más, veo en tus 150 palabras, ni una más ni una menos.

    Besos, Karina. Buen jueves!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo lo que ves es lo que encierran estas 150 palabras que significan muchas más.
      Gracias Cass!!!

      Eliminar
  2. Si, yo también pensé en el tango. Es una escena triste.
    Bueno que decir, que todo siempre es por algo, que pase la pena y que pronto haya otra taza de café para compartir con alguien que la merezca.
    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por el momento mejor me dedico a tomar té jajajaja
      Gracias Any!!!
      Besitos

      Eliminar
  3. Bueno!...iba a decir que me vino a la mente la letra del tango, pero veo que las chicas se me adelantaron! jejeje...en todo caso me resultó una despedida tristonga que bien amerita un buen tango como fondo!
    =)

    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja la verdad es que la imagen me trajo eso, una despedida.
      Ahora que miro la letra del tango me doy cuenta que habla de algo parecido.
      besitos

      Eliminar
  4. Oh! Que café más amargo! y no precisamente porque su sabor sea amargo... :(

    Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y hay tragos que es mejor pasar de una vez y dejar atrás.
      Un beso.

      Eliminar
  5. Cuando las cosas se acaban, nunca hay un por qué definido. Y si lo hay, no lo sabemos. Solamente podemos desear que se apague al unísono, para que nadie sufra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que las cosas acaban cuando uno menos lo espera, y creo que eso es lo que convierte el final en más doloroso.
      Un besito.

      Eliminar
  6. Un café con un sabor no deseado, el final siempre es amargo... Con el tiempo todo se endulza es cuestión azúcar al gusto y una taza nueva.

    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y si, dejemos que el tiempo traiga un café más endulzado.
      Un besote.

      Eliminar
  7. "Dos tazas vacías sellan un final que no esperaba.", muy triste.
    Que sabor amargo trae la desilusión ante el engaño. Me pregunto, qué salió mal en esa relación y porque cuesta tanto terminar antes, lo que parece inevitable. Luego, viene este tipo de desengaños que lastiman aún más, a los dos involucrados. Salduos Sindel excelente aporte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Luis!!!
      Lo peor es cuando esos engaños nos sorprenden en lo que uno supone es el mejor momento de la relación. Pero bueno, suelen pasar estas cosas.
      Un beso.

      Eliminar
  8. ¡Cuántos sentimientos pueden encerrar o recordar una taza de café! Cada uno ha buscado el suyo, dejando quizás algún recuerdo que fue real deseado o no. El tuyo es muy triste. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marta!!!
      Hay otros cafés que traerán cosas mejores, ya veremos.
      Un besito.

      Eliminar
  9. Una descripción magnífica de un adiós... La última imagen, de los pocillos vacíos, cierra perfectamente, abrazando en sentido metafórico, a esos dos seres que ven acabada su historia de amor. Es triste cuando estas cosas pasan... y tú has llevado ese sentimiento de angustia y decepción hacia este lado,donde podemos sentir igual congoja.
    Besos:
    Gaby*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bueno cuando te dicen que tu escrito produjo algo en quién lo lee. Es un placer leer tus palabras Gaby.
      Muchas gracias.
      Un abrazo enormeeeeeee!!!

      Eliminar
  10. Bueno, pues si ya hemos llorado todo, a comprar un pocillo nuevo y a llenarlo de café calentito, eh?
    El próximo jueves a ver si nos echamos unas risas vale?
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja si Tere vale!!!
      Gracias!!!
      Besitos.

      Eliminar
  11. Quien tiene que dar explicaciones no lo hace. Los pocillos o tazas reflejan la calidez de la actitud de cada cual.
    hiciste una estupenda metáfora, amiga.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Juan Carlos!!!
      Me encanta que lo hayas visto desde ese punto de vista tan acertado.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  12. Amargo sabor para las preguntas sin respuesta.
    El hombre que tanto amo, se queda en los posos de la memoria.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y a veces las cosas se esfuman y nunca sabemos bien por qué!!!
      Gracias por pasar y leerme Rosa :)
      Besitos.

      Eliminar
  13. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  14. "El café está frío, como el corazón que escondes tras tu coraza" una frase que lo resume todo y una historia de amor que termina a la par que el contenido de esas dos tazas de café. Buen aporte juevero. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Cristina, un final que deja vacía a la protagonista tal como esas tazas de café.
      Un beso.

      Eliminar
  15. Hay un dicho que mi padre usaba a menudo: Borrón y cuenta nueva... ¿y a qué viene? pues a que cuando se termina y se termina así ,de forma tan fria por parte de él, es mejor decir hast aquí, no más dolor, ahora toca comenzar, retomar, avanzar, pero jamás sentarse ni un segundo más a llorar. Se fue, adiós. En fin, las cosas que me sugiere este texto tuyo.
    Besos Sindel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si San, pero es tan difícil borrar el dolor, solamente se requiere del tiempo, y espero que eso lo sane.
      Un besote y gracias :)

      Eliminar
  16. A enemigo que huye, puente de plata. Es un precioso relato, ese café frío, esas tazas vacías, esa frialdad y distanciamiento del que un día lo fué todo. Todo un entorno que sumerje a la protagonista en un universo triste y estrecho. Sin embargo, pienso que a lo que no tiene remedio, hay que ponerle un final aunque este sea traumático. Nuevas tazas de café la contemplarán humeantes y calientes en mejor compañía.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que buenas palabras Pepe. Me dejas pensando y mucho.
      Gracias por tu visita!!!
      Un besote.

      Eliminar
  17. Las penas se hacen menos amargas ... con un café? seguro que si. El amor que los unía acabó separándolos puesto que ese amor ya solo uno lo sostenía. Los finales son siempre difíciles, solo hay que esperar a que poco a poco pase.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y a veces el café puede ser amargo pero hay que pasar el trago lo más rápido posible y esperar que el próximo sea más dulce.
      Un beso y gracias!!!

      Eliminar
  18. dos tazas de café que se hacen cómplices de aquella batalla de amargura, rabia, enojo y desesperanza, dos tazas de café que quizás pudieron a vivar el fuego de aquellos corazones que algún dia se fundieron en el infinito cielo de una sola mirada, dos tazas de café testigo fiel y presencial en medio de la nada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si María un día el café fue dulce y caliente, después se volvió amargo y frío.
      Gracias por leerme.
      Un besote.

      Eliminar
  19. También es parte de despedidas una taza, que se enfría junto a dos que se alejan.
    Hablan de tango y por cierto es una letra ideal.
    :)

    Que difícil es soltar, pero mas difícil es no reconocer en el otro al que tanto se amo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca se termina de conocer al otro Ceci, a veces lo creamos como nosotros deseamos pero siempre sale a la luz la verdad.
      Un besote.

      Eliminar
  20. Una despedida amarga y fría como todas. Duele cuando se acaba el amor.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sobre todo si se muere de un solo lado, amiga.
      Un abrazo enorme.

      Eliminar
  21. Mejor que tire las tazas a la basura y que se compre una sola bien fashion, amiga.

    Un beso y un café en taza nueva.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja si es cierto!!! Espero que así sea!!!
      Besitos y gracias por tu comentario me divirtió mucho!!!

      Eliminar

Muchas gracias por tu visita y por dejarme tu opinión.